Fútbol popular o también conocido como accionariado popular, nació de la idea de democratizar los clubes de fútbol. Y con ello, acercar a los aficionados las gestiones y prácticas del fútbol. Por norma general, este tipo de clubes surgen a partir de una mala gestión del antiguo club, ya veremos los distintos ejemplos. Aunque también, este tipo de gestión nace con la premisa de mantener los valores del fútbol, no como un simple deporte, sino como un elemento social capaz de mover a las personas y generar tantos sentimientos.

No obstante, antes de hablar del fútbol popular en España, creo que debemos mencionar algunos ejemplos del extranjero. El FC United of Manchester es uno de los pioneros y padres del fútbol popular en Inglaterra. El equipo nació cuando un grupo de aficionados del Manchester United no vieron con buenos ojos la adquisición del club por parte de Malcolm Glazer. Otro de los grandes equipos es el Shamrock Rovers FC de Irlanda, uno de los más laureados del país que se rige bajo un accionariado popular.

Sin embargo, aquí hemos venido a contaros las historias de los diferentes equipos del fútbol popular español. Los equipos más importantes y laureados:

Atlético Club de Socios.

Ellos fueron el primer caso que surgió en España, allá por el 2007. Como es de esperar, la idea principal del nacimiento del equipo fue por unas protestas de un sector de la afición rojiblanca contra la gestión de su equipo. Pese a que no son los más conocidos ni los que más lejos han llegado, son muy importantes para conocer el fútbol popular.

Image
Bandera del Atlético Club de Socios. Fuente: Twitter Atlético Club de Socios.

Su valor para lanzarse de esta forma a la piscina, ha hecho que muchos otros clubes les tengan como ejemplo. Corta historia, no muchos títulos ni tampoco una gran capacidad, pero sí los pioneros de un fútbol que cada vez está más de moda.

C.A.P Ciudad de Murcia

Ellos son ,sin duda, uno de los mayores referentes del accionariado popular. Su construcción como equipo parte de aquel pasado Ciudad de Murcia, equipo muy grande en lo deportivo, que llegó a jugar bastantes campañas en Segunda División y ser 4º en más de una ocasión, rozando el ascenso.

Sin embargo, para su dueño las ideas eran otras, le importaba bastante más el dinero que lo deportivo y vendió el equipo, que se terminó trasladando a Granada convirtiéndose en el Granada 74 C.F. Los aficionados se quedaron sin club y buscaron la forma de refundar a su equipo. El caso es que un empresario compró a un pequeño equipo de la zona para subir a Segunda B, pero la historia no fue diferente. El equipo se endeudó y terminó por desaparecer.

Imagen
Jugadores del C.A.P Ciudad de Murcia. Fuente: Twitter CAP Ciudad de Murcia.

Los aficionados no se rindieron, pero esta vez las cosas sí que iban a cambiar. Cansados de estar gestionados por personas, a las que los aficionados les importaban más bien poco, cambiaron el chip y fundaron el C.A.P Ciudad de Murcia, del cual ellos mismos se encargarían de gestionar y sacar adelante. El club, por su puesto, sigue existiendo y han encadenado varios ascensos que les dejan en la actualidad en Tercera División.

Unionistas de Salamanca CF.

En este caso sí que hablamos del equipo de fútbol popular en España más importante y reconocido por todos. No sólo por sus ascensos recientes a Segunda B y por sus grandes campañas en la misma categoría, sino por la idea de su nacimiento. El equipo surge tras la liquidación de la histórica UD Salamanca, que llevó a los aficionados a buscar una nueva alternativa.

Unionistas no nace para sustituir al antiguo club salmantino, sino para honrar su memoria en el tiempo. De ahí que el escudo y las equipaciones no sean exactamente las mismas, sino un recuerdo. El equipo ha pasado por multitud de situaciones, desde jugar en unas pistas de atletismo frente al mismísimo Real Madrid, como jugar un partido en el Helmántico contra su vecino, el Salamanca CF UDS. Éstos últimos, sí que han sido una especie de sustituto del Salamanca, obteniendo su escudo y estadio.

Aficionados del Unionistas. Fuente: Twitter Unionistas de Salamanca CF.

Empezaron en la categoría más baja de fútbol de Castilla y León, pero sus consecutivos ascensos han logrado que toque casi la cima. Tras unas grandes dificultades, los aficionados de Unionistas pueden recordar las grandes tardes que les dio su querida UD Salamanca, desde otro estadio y con otra idea, pero con la misma pasión de antaño.

Xerez Deportivo FC.

Es uno de los equipos que se diferencia de los que ya hemos hablado. El Xerez Deportivo no nació a través de la desaparición de un equipo, ni mucho menos, pero es cierto que por los pelos. El famoso y conocido Xerez CD estuvo durante unos años al borde de la desaparición, tras un descenso administrativo que se juntó con uno futbolístico. Es entonces cuando antiguos directivos, jugadores y aficionados del Xerez CD fundaron el Xerez Deportivo FC.

Imagen
Grupo de aficionados del Xerez Deportivo en las gradas del Chapín. Fuente: Twitter Xerez Deportivo FC

Las ideas del club eran claras, no podían tener ninguna deuda, cada aficionado representaba un voto y las decisiones importantes del equipo se hacían mediante una asamblea, en la que todos podían participar. La idea gustó mucho entre los distintos grupos de aficionados, pues en sus primeros años de existencia casi 6.000 personas se abonaron a esa nueva iniciativa. Otra de las principales diferencias con los anteriores caso, es que el Xerez Deportivo sí que recibió la aceptación del ayuntamiento, por lo tanto, lograron jugar en el Chapín, el gran estadio de la ciudad.

Batieron todos los récords de aficionados abonados, compitiendo en categorías tan bajas. El estadio tocó cifras de casi 7.000 aficionados en los ascensos que jugó, porque efectivamente, empezaron a competir desde la categoría más baja, hasta lograr el ascenso a Tercera División, donde juegan contra el Xerez CD.

U.C. Ceares

El Ceares no es otro club típico dentro del accionariado popular, pues no es un club fundado hace escasos años. Al contrario que los demás equipos, el Ceares ya existía desde los años 40, controlado y administrado como es habitual. Sin embargo, en la década del 2010, el club pasó por una serie de problemas económicos que llevaron a la directiva a abrir un proceso de elecciones para ver quién se haría cargo del club.

Imagen
Aficionados del Ceares. Fuente: Twitter del UC Ceares.

A esas elecciones no se presentó un personaje con dinero o un empresario, se presentó un grupo de aficionados y algunos ex jugadores para cambiar la gestión del club para siempre y cómo nunca antes lo habían conocido. La idea se basaba en llevar al Ceares un paso más allá, no sólo ser un simple equipo de fútbol, sino un símbolo de ilusión y de pertenencia de los aficionados. Llenar el estadio y hacer que los aficionados se sintieran bien fueron las bases de un equipo que, ganó en popularidad, y lograron tener los mejores resultados de toda su historia, disputando sus primeros play-off de ascenso a Segunda B.

El Ceares sigue con su idea de llevar el fútbol a algo más, un sentimiento que sus aficionados demuestran cada fin de semana que les toca ir al estadio. Un club diferente que tomó las riendas de su equipo y está apenas construyendo sus edad dorada.

El fútbol popular puede que haya pasado desapercibido en algunas ocasiones, pero de lo que no me cabe ninguna duda es que todos ellos son unos proyectos preciosos. Todos abogan por los derechos de los aficionados a disfrutar de su equipo, a ir al campo y estar seguros de tener un equipo estable. Equipos en lo que los aficionados sí tienen voz y opinión. Bravo por aquellos clubes que no tuvieron miedo de cambiar su forma de ver el fútbol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here