Españolas por el mundo: Eli del Estal, una estrella en Corea