El mediocentro croata aún no ha renovado un contrato que termina en junio del año que viene

Luka Modric aún tiene un futuro incierto. El actual jugador del Real Madrid termina contrato en 2021 y si el club no le renueva podrá negociar un precontrato en enero con otro equipo para después irse en junio. La situación del croata es parecida a la de Ramos. Sin embargo, es el capitán quien más está dando de que hablar por su gran peso en el equipo.

Lo cierto es que Modric está teniendo cada vez menos protagonismo en los onces de Zidane. La edad ya no le permite jugar a tope los noventa minutos. El técnico lo sabe y le dosifica. Sin embargo, la veteranía y la infinita calidad que atesora el croata están siendo aspectos decisivos para el Madrid esta temporada. Su exhibición en El Clásico puso en evidencia que el centrocampista aún no ha dicho su última palabra.

A sus 35 años, Luka tiene claro que quiere retirarse en el club merengue y que está dispuesto a rebajarse el sueldo si es necesario. En una entrevista para la revista Four Four Two recalcó: “Estoy centrado en el Madrid y en las cosas que podemos conseguir esta temporada. Ese es mi único objetivo. Después me sentaré con la directiva y buscaremos una solución adecuada para todos. Llevo aquí ocho temporadas, ocho magníficas temporadas y he forjado una relación buenísima con todas las personas del club. Pase lo que pase, no habrá ningún problema”

Admite que no ha pensado mucho en su futuro y que no sabe dónde jugará la próxima temporada. Sin embargo, se quedaría si estos asuntos dependieran exclusivamente de él. Lo lógico es que ambas partes se sienten a negociar para ampliar un contrato que, probablemente, sea el último de la carrera de Modric. Sus días como futbolista están terminando y, sin duda, se ha ganado decidir sobre su futuro y retirarse en el Madrid si eso es lo que quiere.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here