Rhys Williams es una de las principales joyas del Liverpool y las bajas en la defensa red le abren las puertas del primer equipo

Rhys Williams renovaba antes del inicio de esta campaña, extendiendo su contrato con el Liverpool hasta 2025, teniendo ficha con el equipo sub-23. A pesar de ser una de las perlas de la cantera red, nada hacía pensar que sumaría ya 3 partidos de Champions y 2 de Copa de la Liga con el primer equipo. Y es que las bajas de Van Dijk, Joe Gomez y Fabinho han convertido al joven de 19 años en una de las opciones defensivas de Klopp. El jugador ya ha sido bautizado como “El Van Dijk con cara de niño” por sus condiciones y su evidente parecido con el neerlandés.

Forjado a fuego

Rhys Williams llegaba a la cantera red en 2011 con apenas 10 años. El jugador iría quemando etapas en las distintas categorías inferiores hasta conseguir la Youth Cup frente al Manchester City en 2019. En el club inglés ya sabían del potencial del joven, sin embargo veían aún mucho por pulir. Uno de los principales problemas que mostraba el jugador era su falta de intensidad o fortaleza. Esto puede estar motivado por el sistema inglés de competiciones en el que los jugadores prometedores se enfrentan a futbolistas de su misma edad.

Fuente: The Athletic

Esto motivó al conjunto red a ceder a la joven perla a un equipo de la Non-League (categorías no profesionales inglesas). Es por ello que el jugador saldría a préstamo al Kidderminster Harries de la Nacional League North, la sexta categoría inglesa. En el Pool buscaban convertirle en un jugador mucho más duro y más curtido. El joven lo jugó todo en un equipo que marchaba 15º antes del parón. Tuvo 3 entrenadores distintos y tuvo que aprender de las adversidades. Sufrió una conmoción cerebral, le rompieron la nariz, le sancionaron 3 partidos; el jugador parece que cumplió con lo que se esperaba de él.

Análisis de juego: una increíble madurez

Rhys Williams es un central espigado, de potente zancada y unas increíbles condiciones físicas. En el club valoran la seguridad que aporta en los balones aéreos, donde flaquean jugadores como Joe Gomez o Fabinho. El propio Klopp asumió que no había conocido al joven y que le impresionó desde el primer día. El jugador demuestra un gran conocimiento táctico con un correcto posicionamiento que le hace cometer muy pocos errores. Su precisión en el pase corte y su gran distribución le convierten en clave para la construcción del juego.

Dentro de sus cualidades, destaca lo bien amueblada que tiene la cabeza el joven. Desde su debut el jugador se ha focalizado en “devolver la confianza que Jürgen ha tenido en mí”, demostrando ambición y humildad. El preparado alemán valora e gran medida su impresionante madurez. Pues el de Preston no se arrugó en Champions frente al Atalanta ante un gran delantero como Duvan Zapata. Y es que esta valentía que demuestra con tan solo 19 años es un punto a tener en cuenta con este central. Y es que, por que no podría ser el acompañante de Van Dijk o su propio relevó en el eje de la zaga.

David Bastos García

David Bastos García

Director de Diario UF y redactor del Athletic Club, Burgos CF, Motor, Baloncesto y mucho más.
Apasionado al deporte y al periodismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here