El jugador rojiblanco cumple años en un día grande, enfrentándose al FC Barcelona

El Atlético de Madrid se enfrentará en el día de hoy al FC Barcelona y Saúl, después de volver tras un parón por selecciones, cumplirá años partiendo como favorito para ser titular ante los culés.

El jugador ilicitano sabe que tiene que recuperar su mejor nivel y hoy puede ser un día para empezar a hacerlo.

Una vida de rojiblanco

Nos tenemos que remontar al año 2008 para ver su acceso al Atlético de Madrid, y es cuando llegó procedente del otro lado de la capital y se unió al Atlético de Madrid Juvenil B, llegando sin coste alguno y con tan solo 14 años. Aquí se fraguó el comienzo de una gran historia.

Fue ascendiendo en categorías, hasta que en el año 2010, accede al Atlético de Madrid B y donde conocería a su fiel amigo, Koke.

Ambos compartieron vestuario en el filial colchonero, y en donde se darían a conocer a su futuro entrenador, Diego Pablo Simeone. Con muy buenas actuaciones, ambos ascendieron al primer equipo en la temporada siguiente, y donde Saúl debutó un 8 de marzo de 2012, en el mítico Vicente Calderón, ante el Besiktas en Europa League.

La siguiente temporada alternó entrenamientos con el primer equipo y el filial, hasta que finalmente, en 2013 fue cedido al Rayo Vallecano para ganar experiencia como jugador.

A partir de 2014, se asentó en los planes de Simeone y desde aquí, han llegado grandes momentos de rojiblanco y con los cuales se han formado como jugador y como persona.

Momentos cumbre como colchonero

En la carrera de Saúl, como en la de otros jugadores, se han alternado grandes momentos como otros no tan buenos, pero a pesar de ello, Saúl siempre ha permanecido fiel a sus colores rojiblancos.

El primero que cabe destacar es su gol de chilena en el derbi madrileño, donde se impuso el Atlético por un rotundo cuatro a cero sobre su rival en la capital. Salió sustituyendo a su amigo Koke y dejó una joya para el recuerdo.

Ya en la siguiente temporada, la 2015/16, también maravilló al mundo con una obra de arte ante el Bayern de Múnich. Saúl amarró el balón en el medio del campo y tras regatear a varios rivales batió a Neuer para poner por delante al Atleti en la ida de semifinales de Champions.

Y otro momento bonito de su carrera siempre será su renovación en 2017, ampliando su contrato por nueve años más como rojiblanco y firmando hasta 2026, donde ascendió su cláusula hasta los 150 millones de euros.

Tras ello también destaca la Europa League ganada en Lyon o la Supercopa en Tallín, y en la actualidad se encuentra en un momento donde quiere retomar ese buen nivel mostrado en temporadas anteriores y se le espera, con más ganas que nunca, en el día de hoy ante el FC Barcelona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here