¿Podrá los berlineses ser la revelación?