Piatek, el delantero que necesita la Fiorentina