El Nápoles no deja salir a Milik y su situación se paraliza