Escándalo en Nápoles por el positivo en coronavirus de Osimhen