La conexión entre Messi y Pedri es una de las más especiales en el fútbol actual, cada partido nos regalan acciones espectaculares y nos dan motivos para seguir creyendo en el fútbol

Entre un rosarino y un canario muchos podrían pensar que no puede haber nada más en común que un simple idioma, pero Leo y Pedri han demostrado que puede haber mucho más que eso. Entre ellos se ha forjado una química tan especial que parecen estar envueltos en una burbuja.

La complicidad entre ambos es tan soberbia que parece que lleven jugando toda la vida juntos, es algo que da gusto ver. Da igual que seas del equipo que seas, si te gusta el fútbol, esta pareja de baile te debe gustar. A muchos nos recuerda a esa conexión tan particular que tenía Messi con Xavi e Iniesta.

El socio que Messi buscaba

Ya hace tiempo que Messi iba escaso de compañeros que le hicieran su existencia más fácil y amena. Y es que con Pedri ha encontrado a su amigo perfecto dentro del campo, se ve que juegan a lo mismo, que se entienden el uno al otro, que comparten la misma filosofía y que hablan el mismo idioma, el del fútbol. A Messi la irrupción del tinerfeño le ha venido como el anillo al dedo, era lo que necesitaba, un argumento de peso para quedarse.

Fuente: FCBarcelona

No solo se entienden a las mil maravillas con el balón al pie, si no que Pedri también sabe moverse por el campo tal y que Messi tenga libertad para hace su juego. El centrocampista, al ser un jugador al que le gusta tener el balón y hacer frivolidades, atrae la atención de los defensas dejando así a Leo mucho más liberado y proporcionándole ocasiones de peligro. Pedri es clave en todos los aspectos.

Pedri, la joya más cotizada

Desde su llegada Pedri ha demostrado ser un jugador muy especial, un jugador totalmente diferente a lo que venían siendo los jugadores del Barça hasta entonces. Con su magia, desparpajo, trabajo, entrega y madurez (aunque sea muy joven) ha despertado la llama culé que hacía años que no iluminaba como ahora con él.

Fuente: FCBarcelona

Pedri es un elegido y a este tipo de jugadores hay que cuidarlos y mimarlos, pero también hay que seguir exigiéndoles para que sigan creciendo y no se estanquen como han hecho muchos otros. Aún así, nos podríamos aventurar a decir que con él podría ser un caso muy distinto, y es que está creciendo a pasos agigantados y lo ha demostrado partido tras partido. Y lo más importante, recuerden, tiene 18 años, lo que nos queda por disfrutar. El futuro es suyo.

Los magos nunca desvelan sus trucos

En el fútbol de hoy en día es difícil encontrar dos jugadores que se entiendan tan bien jugando en un terreno de juego. Estamos ante dos jugadores que demuestran día tras día que están hecho el uno para el otro. Y en su caso, solo podemos ponernos el babero y disfrutar. Ayer, día de Reyes, nos hicieron un gran regalo, pero realmente cada partido son los Reyes Magos repartiendo regalos en forma de exhibiciones futbolísticas. Disfrutemos, es fútbol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here