La nevada ha sido muy intensa en muchas zonas de España y LaLiga ha querido jugar la jornada sea como sea

La borrasca Filomena ha sorprendido en muchas zonas de España. La intensidad de la nevada ha afectado a un total de 399 carreteras según la última actualización de la DGT. Aún así, LaLiga se ha resistido a cancelar los partidos a pesar de las grandes dificultades que están teniendo varios equipos para llegar a sus compromisos fuera de casa, poniendo incluso en peligro a alguno que otro por las serias condiciones meteorológicas que se están viviendo en España.

Situación dantesca en Barajas con el Real Madrid

Fuente: Twitter Real Madrid

El aeropuerto de la capital ha sido testigo de una situación nunca vista. El avión del Real Madrid ha estado parado en la pista de aterrizaje durante cinco horas. El equipo ha seguido las recomendaciones de LaLiga y ha adelantado un viaje que iba a ser mañana por la mañana. Aún así, el temporal ha sorprendido al conjunto blanco, que se ha quedado atrapado dentro del avión por las malas condiciones de la pista.

Tras cinco horas de retraso, el Madrid despegó cuando todos los vuelos estaban suspendidos. A pesar de las labores para intentar que el vuelo sea seguro, es evidente que si nadie tenía permiso para volar, la seguridad no estaba garantizada. En redes sociales, algunos se temían lo peor, pues estaban siendo obligados a viajar en plena alerta roja. Finalmente el equipo logró aterrizar sin problemas en Pamplona. El partido ante Osasuna será hoy a las 9 de la noche.

El Athletic da media vuelta ante la imposibilidad de aterrizar en Madrid

La expedición del Athletic subiendo al avión. Fuente: Athletic Twitter

Los de Marcelino tiene programado el partido ante el Atlético de Madrid a las 16:45. Al igual que el Real Madrid, siguieron las recomendaciones de LaLiga para establecer el horario del viaje. Sin embargo, la fuerte tormenta de la capital había hecho de la pista de aterrizaje una pista de hielo. Por ello, decidieron dar media vuelta y volver a Bilbao. Se espera que el viaje se haga mañana a primera hora, pero no se descarta que se aplace el partido en un consenso del club vasco, LaLiga y el Atlético de Madrid.

Los jugadores de Rayo, empujando coches en la autopista

El equipo vallecano jugaba contra el Mirandés en Anduva a las 16h. El viaje lo estaban haciendo en autobús hasta que se quedaron atrapados en la carretera por la nieve. En un intento de reanudar la marcha y ayudar a los accidentados, los propios jugadores del Rayo empujaron a los coches para intentar rescatar a los que habían tenido la mala fortuna de quedarse atascados. Según informa Raúl Granado, de Onda Cero, la expedición ya ha llegado a la ciudad deportiva. Sin embargo, una vez allí, cada uno ha intentado ir a su casa como ha podido. Los futbolistas se están organizando para irse en grupos con los coches que disponen de cadenas para regresar a su hogar sanos y salvos. Otros, en cambio, han optado por volver en Metro. Finalmente, el partido se ha pospuesto para el domingo, al igual que el Alcorcón-Albacete.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here