Previa Cádiz – Alavés: Juego de cartas sin comodines