¿Qué pasa con Odegaard?