San Pablo Burgos está siendo la revelación de esta temporada y continúa con el gran nivel mostrado la campaña pasada

El San Pablo surgió hace apenas 5 años en la pequeña ciudad de Burgos, después de que los equipos de la ciudad no tuviesen la consagración esperada. Los dos ascensos del CB Tizona, conocido como el Autocid, en los que el club no pudo cumplir con los requisitos para jugar en la máxima categoría, fomentarían la fundación de un nuevo equipo. Fue entonces cuando se fundó el San Pablo, teniendo en estos 5 años distintos nombres por sus patrocinadores.

En sus dos primeros años el equipo burgalés jugaría en LEB Oro, consiguiendo el ascenso en la segunda campaña. De hecho, en ambas campañas repitieron un tercer puesto, culminando el ascenso a Liga Endesa en los playoffs de la segunda. Ahora si, con patrocinadores, y una ciudad entera respaldando al equipo, los burgaleses disfrutarían del mejor baloncesto español. Desde entonces, su ascenso en la tabla sería meteórico. En su primer año llegarían hasta la decimocuarta posición, con un balance de 13 victorias y 21 derrotas. En la segunda, la de 2018/19, lograrían 2 victorias más llegando hasta las 15 y subiendo hasta la 11ª posición.

Este buen resultado les daría la oportunidad de jugar competición europea, representando a España en la Basketball Champions League. En liga, antes del parón, llevarían un balance de 12 victorias y 11 derrotas para estar en la décima posición y tener acceso a los playoff para el título. Con estos playoff los burgaleses sorprenderían a todos y eliminarían al Real Madrid para llegar a semifinales. Para las semifinales, mejor resultado de su historia, caerían derrotados frente al FC Barcelona, quien se impuso por su veteranía.

Los de Joan Peñarroya acabarían la temporada con el mejor sabor de boca posible. Se colarían en la final de la Champions ofreciendo un gran rendimiento. En el partido por el título se enfrentarían al AEK Atenas (organizador de la competición), jugando en el pabellón de los griegos. En un partido sin público y con la única mirada de los hermanos Antetokoumpo, los burgaleses no se arrugaron y fueron superiores. Con grandes actuaciones de Vitor Benite, Omar Cook y un sorprendente Thad McFadden; los de Peñarroya tomarían las riendas del partido y se llevarían el trofeo. Ahora los burgaleses habían hecho historia con una temporada que quedará grabada en las páginas de la historia del baloncesto español.

Sería fácil pensar que el éxito logrado era inigualable para un equipo como el San Pablo Burgos. Sin embargo, los de Peñarroya han tenido un inicio de temporada de ensueño. Y es que en estos 18 primeros partidos, han logrado un gran balance de 13 victorias y tan solo 5 derrotas. Los burgaleses ya acumulan 6 partidos sin perder, desde que lo hicieran frente al CB Canarias. Las expectativas son altas, y quien sabe hasta donde podría llegar este equipo de mantener a su bloque. El rendimiento de varios jugadores como Jasiel Rivero, Thad McFadden, Xavi Rabaseda y Dejan Kravic; ha impulsado en gran medida al equipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here