Son muy pocas las ocasiones en la presente temporada en las que el técnico francés ha agotado las cinco sustituciones

La llegada de la nueva normalidad al mundo del fútbol trajo consigo la posibilidad de realizar cinco cambios por encuentro. Esto resultó de mucha ayuda, y el Real Madrid aprovechó la modificación para poder dar descanso a los jugadores, además de tener a todos los futbolistas enchufados. 

Con la llegada de la presente campaña, Zidane parece haberse olvidado de que sigue pudiendo realizar los cinco cambios, y no acostumbra a agotarlos. El técnico parece haber perdido la confianza en algunos de los jugadores menos habituales, y ni siquiera les da la oportunidad de saltar al campo. Esto tiene como resultado que la plantilla acuse más el cansancio, y que el equipo no se oxigene en la recta final de los partidos. 

Los grandes damnificados de esta nueva política de cambios adoptada por Zidane son Vinicius y Ødegaard, que han perdido mucho protagonismo con respecto al inicio de la temporada. Tanto el brasileño, como el noruego no se encuentran a su mejor nivel, pero no van a poder recuperar su mejor versión si no gozan de las oportunidades con los minutos necesarios.

Además de ello, Zidane no solo se ha acostumbrado a no realizar los cinco cambios, sino que también realiza los cambios tarde. Un claro ejemplo de esto es lo que ocurrió en el partido contra el Celta. A pesar de haber realizado las cinco sustituciones en este encuentro, Zidane introdujo el primer cambio con la entrada de Hazard en el minuto 74. Con el resultado muy favorable a los blancos y el partido controlado, Zidane realizó los cuatro últimos cambios en los cinco últimos minutos. Vinicius, Ødegaard, Valverde y Mariano parecieron entrar para perder tiempo. 

En el partido de ayer ante Osasuna, el técnico galo realizó tres cambios entre los minutos 66 y 74, pero no le bastaron al equipo para marcar el gol que le diera los tres puntos. La entrada de Valverde, Isco y Mariano no mejoró el juego del equipo. De hecho, hizo que el equipo se atascara más y perdiera la peligrosidad con la que parecía llegar con los sustituidos Hazard, Asensio y Modrić.

Esta cantidad de minutos por partido no sirven a los jugadores para coger ritmo de competición, ni para poder demostrar su calidad. Por ello, cabe preguntarse cuánto podrán mantener el ritmo sin apenas descanso los jugadores titulares, teniendo en cuenta la edad de algunos de ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here