La Juventus acaba de comunicar la gravedad de las lesiones de Paulo Dybala, Weston McKennie y Federico Chiesa

En el partido que ayer por la noche disputó la Juventus ante el Sassuolo fueron hasta tres jugadores los que acabaron lesionados. Noche aciaga y es que a pesar de la victoria la enfermería se lleno demasiado siendo el botín insignificante mirando las bajas.

El primero en abandonar el campo fue el estadounidense McKennie. Minuto 19 y el jugador norteamericano salía del terreno de juego con molestias derivada de una acrobática acción. Tras dos sombreritos y un taconazo pedía el cambio pareciendo haber notado un pinchazo en su pierna derecha.

El segundo y el que más gravedad aparentaba era Paulo Dybala. El argentino peleaba un balón con un rival y fue en la caída al suelo cuando se esperó lo peor. La joya se echaba la mano a la rodilla y las alarmas saltaban en el banquillo.

Pirlo mandó calentar a Kulusevki quien sin apenas tiempo saltó al campo. Se esperaba que Dybala sufriera una rotura de ligamento cruzado y por lo tanto que se perdiera el resto de la temporada.

El último en sufrir las acciones del juego fue Federico Chiesa. El italiano estaba siendo uno de los mejores del equipo y un pisotón que acabó en roja dejó con molestias al extremo. Acabo el partido pero a partir de esa acción su rendimiento se vio mermado.

Dybala tendido sobre el césped quejándose de la rodilla. | Fuente: record.com

A pesar de la gravedad que tenía la acción de Dybala y las posibles molestias musculares de los otros dos jugadores todo se ha quedado en un susto. La Juventus ha comunicado esta tarde que el argentino estará de baja alrededor de dos semanas evitándose la catástrofe del ligamento. Por su parte McKennie y Chiesa están pendientes de evolución y serán duda hasta el final para el partido de la próxima jornada ante el Inter de Milán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here