El lateral bilbaíno estaría meditando la posibilidad de salir como cedido rumbo a Grecia debido a la escasez de minutos en el Athletic Club

Iñigo Lekue podría estar preparando las maletas dispuesto a vivir nuevas experiencias más allá del Athletic Club. O así lo han hecho saber al menos desde varios medios informativos, los cuales sitúan al virtuoso lateral bilbaíno en la órbita del AEK de Atenas. Al parecer, el conjunto griego estaría interesado en hacerse con los servicios de Lekue en calidad de cedido, puesto que apenas ha gozado de oportunidades durante esta temporada, y así apuntalar así su proyecto deportivo.

Pocas oportunidades y a la espera de Marcelino

Desde que se inició la presente temporada, la presencia del ex del Danok Bat ha sido prácticamente exigua. El ya destituido Gaizka Garitano tan solo contó con él en cinco ocasiones, en ninguna de ellas como titular. En total, 33 minutos. Cifra ínfima para un futbolista que, a pesar de haber alcanzado ya los 27 años de edad, no pierde la esperanza de triunfar en el equipo de su vida. Por lo tanto, no sería de extrañar que viese con buenos ojos su salida rumbo a la Super League 1 griega.

Por otra parte, es posible que su decisión no sea tomada rápidamente. Con el cambio de entrenador, puede que encuentre en Marcelino el estilo con el que destacar dentro del ecosistema del Athletic, dado al idilio del entrenador asturiano con los laterales de largo recorrido. Por ahora, el jugador ha entrado en todas sus convocatorias (incluso contra el Atlético de Madrid, aunque el encuentro se acabó posponiendo por el temporal).

Lekue, durante un encuentro de la pasada campaña. Fuente: marca.com

Sin hueco en la pizarra

Precisamente, su particular perfil de juego ha sido la piedra en el zapato que ha dificultado su trayectoria en el conjunto vizcaíno hasta ahora. Lekue ascendió al primer equipo en verano del 2015 luego de una increíble última temporada en el Bilbao Athletic. Desde el lateral derecho, fue una de las piezas intocables de Ziganda en el filial que consiguió el ascenso a Segunda División, destacándose por su potencia a la hora de penetrar hasta la línea de fondo. Sin embargo, en el primer equipo, no ha conseguido asentarse en dicha posición debido a su faceta menos prolífica en defensa. Problemas que se acentuaban en el lateral izquierdo ante el hándicap de desenvolverse a pierna cambiada.

En cuanto a los extremos, aunque tampoco desentonó, la alta competencia y sus limitaciones a la hora de decidir en campo rival le llevaron a convertirse en la cuarta o quinta opción para sus técnicos. Teniendo esto en cuenta, todo hace pensar que su clímax en el terreno de juego pasaría por asentarse en un equipo en cuya pizarra táctica cuente con la figura de carrileros. Este no es el caso del AEK de Atenas, puesto a que siempre suele partir con cuatro hombres en su línea defensiva. Sin embargo, la posibilidad de foguearse en un campeonato distinto podría ser la llave con la que desatascar la trayectoria de un Lekue que lleva un par de años estancada. Allí, se encontraría con algunos viejos conocidos de LaLiga Santander, como Dmytro Chygrynskyi, Emiliano Insúa o Livaja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here