El futbolista mexicano del Nápoles está siendo uno de los mejores jugadores del conjunto dirigido por Gennaro Gattuso en esta primera parte de temporada

En su segunda temporada en el Nápoles se está erigiendo como uno de los pilares fundamentales del conjunto napolitano. Tanto es así que de tener un papel secundario ha pasado a ser titular indiscutible.

Versatilidad

El mexicano tiene la ventaja de ser extremadamente versátil a la hora de la disposición sobre el campo. La posición principal sobre la que Gattuso le coloca sobre el tapete verde es el extremo derecho, pero el Lozano se mueve por todo el terreno de juego.

Fuente: Twitter oficial del SSC Napoli

Lozano a pesar de que su técnico lo ponga pegado a banda derecha se mueve por todo el campo y es que participa mucho en el juego del equipo. A pesar de que el técnico lo ponga por ese lado para que juegue a pierna buena en ocasiones le ha puesto en la banda opuesta y menos casos como delantero centro.

Buenos números

En los 24 partidos que el Nápoles ha jugado esta temporada él ha salido como titular en 18 encuentros. Es el jugador de todo el equipo que más goles lleva con un total de 10 anotaciones, pero a parte de esto ha dado tres asistencias dando importancia a su participación sobre el campo.

Las cifras hacen ver que el futbolista participa en una anotación del Nápoles cada 120 minutos, es decir, cada partido y medio, números bastantes buenos. Ya ha marcado y asistido tanto en la Serie A como en la Coppa de Italia, mientras que en la Europa League su gol ante el Rijeka sirvió para sentenciar.

Importancia en el juego

Gattuso sigue exigiéndole más y más sabiendo de lo que Lozano puede llegar a aportar al equipo. Tras el encuentro finalizado ayer ante la Fiorentina y el mexicano cuajase un gran partido dijo en rueda de prensa que aún podía haber roto más por fuera rompiendo a los laterales.

Fuente: Twitter oficial del SSC Napoli

Su capacidad para romper por fuera ante los laterales o para meterse por dentro haciendo de mediapunta por detrás del delantero centro le hacen un jugador indispensable. A la edad de 25 años tiene pinta de que le quedan bastantes aún en Nápoles para seguir rompiéndola y hacer saltar las gradas del Diego Armando Maradona, ahora vacías por la situación de la pandemia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here