Josef Bican, hasta hace nada, era el máximo goleador de la historia, con unas cifras realmente impresionantes que asombró al mundo

Para ponernos en contexto, Josef Bican nació en Austria en 1913. Su padre fue una de sus mayores influencias para practicar el fútbol. Sin embargo, una vez superada la Primera Guerra Mundial, murió en un campo de fútbol tras un duro golpe en los riñones. Pese a lo cruda que pueda parecer la situación, el pequeño Bican no se dejó traumar y siguió jugando al fútbol, el deporte de su padre.

Con apenas 18 años, Josef Bican ya sorprendía con su forma de jugar y debutó en la Primera División Austriaca. Por aquellos años, la principal estrella de Austria era Sindelar, el cual dejaba en el Austria de Viena un gran recuerdo. El derbi entre el Rapid de Viena y el Austria acabó con una derrota del Rapid por 3-5, pero Bican marcó esos tres goles y empezó así a forjar su leyenda.

En aquella primera temporada, logró anotar 10 goles en 8 partidos. Con sus grandes números, Bican logró la titularidad definitiva y en 1934 se proclamó máximo goleador de la liga con 28 tantos. En el Rapid de Viena dejó unas cifras excelentes, marcando 68 goles en 61 encuentros, toda una bestia del gol.

El Slavia de Praga celebra 125 años | Radio Prague International
Imagen de Josef Bican chutando un balón. Fuente: Radio Praga

Su gran nivel y progresión le hizo ganarse un puesto en la selección de Austria que, por aquellos tiempos, era un de las principales potencias futbolísticas. Con todo ello, Bican jugó el mundial de 1934 en Italia, donde anotó un gol contra Francia y alcanzó las semifinales. Bican jugó para la selección austriaca hasta el año 1937, dejando, de nuevo, unas cifras impresionantes con 14 goles en 19 partidos.

Una vez terminado el mundial, Bican tuvo un año complicado, tras una lesión que le impidió jugar. No obstante, en 1935 fichó por el Admira de Austria. Allí ganó dos ligas en dos años y anotó 22 goles, lo cual le permitió hacerse un nombre dentro del fútbol y acabó fichando por el Slavia de Praga. Su paso por el equipo checoslovaco fue de leyenda y a día de hoy allí se le tiene un gran recuerdo.

Con los rojiblancos ganó 6 ligas, ni más ni menos, y también se alzó con la copa Mitropa de 1938, ofreciendo su mejor nivel futbolístico hasta el momento. Si para ese entonces sus cifras ya eran muy respetables, con el Slavia rompió la barrera de impresionante, pues marcó la friolera de 534 goles en 274 partidos. Su media de goles fue de 1,95 por partido, lo cual le hizo ser el máximo goleador de la liga 5 años consecutivos, al igual que en todo el continente europeo.

Josef Bican, simplemente el segundo máximo goleador de la historia
Bican jugando con la camiseta del Slavia Praga. Fuente: Colgados por el Fútbol.

Sus enormes actuaciones y capacidades le llevaron al estrellato, siendo uno de las mayores ídolos de esos tiempos. La gente le definía como un jugador muy completo, el cual sabía manejar a la perfección las dos piernas, era rápido y capaz de anotar 9 de cada 10 disparos que hacia sobre el arco. Básicamente, estamos hablando de una de las mayores máquinas goleadoras de todos los tiempos, que ya se estaban convirtiendo en toda una leyenda.

La Segunda Guerra Mundial para Josef Bican

A su talento no le acompañó la dura realidad política de la época. La Segunda Guerra Mundial marcó definitivamente su trayectoria deportiva. La unión de Austria al Imperio Alemán de Hitler hizo que Bican se negara a vestir su camiseta. De esta forma, se nacionalizó en Checoslovaquia y con su selección llegó a jugar 14 partidos, anotando 12 goles.

La Segunda Guerra Mundial provocó que Bican no volviera a jugar ninguna otra Copa del Mundo, justo cuando estaba en el mejor momento de su carrera. Además, con las continuas derrotas y anexiones de territorios, Bican fue jugando en los distintos países que iban surgiendo, como por ejemplo para la selección de Bohemia y Moravia.

Josef Bican. Piłkarz nie do pobicia. Napastnik wszech czasów (sport.tvp.pl)
Bican, siendo bastante más mayor, con la camiseta del Slavia Praga en las manos. Fuente: TVP Sport.

Pese a toda esta inestabilidad, Bican pudo llegar a jugar para la Juventus, pero su miedo por las situación política en el país le impidió concretar su fichaje. Lo curioso es que en Checoslovaquia los comunistas se alzaron, lo que obligó a Bican a marcharse. Tras unos años deambulando por otros equipos, Bican volvió al Slavia.

El récord superado

Su retirada como jugador llegó a los 43 años, pero prosiguió su carrera deportiva como entrenador. El Partido Comunista de Checoslovaquia intentó desprestigiar la figura de Josef Bican durante mucho tiempo, lo que provocó que se quedara en el olvido. Su carrera concluyó con unas cifras sobresalientes, marcando 759 goles en 495 partidos… ¿o no?

Existe una gran controversia en cuanto a la cifra real de sus goles, pues hay algunos que dicen que pudo llegar a anotar hasta 805 goles. Recientemente, muchos medios han anunciado que Cristiano Ronaldo le ha superado con su gol número 760 frente al Nápoles, pero ¿realmente le ha superado? La respuesta sencilla es un sí, porque esos 805 goles de Bican, no todos fueron en competiciones realmente oficiales. Aún así el promedio goleador de Bican es asombroso y monstruoso, con 1,53 goles por partidos. Un dato que, siendo sincero, es realmente complicado que alguien pueda batir.

La historia de Josef Bican, el dueño de la marca “imposible” que Cristiano  Ronaldo y Messi quieren alcanzar - Infobae
Fuente: Infobae

La figura de Josef Bican no es la más recordadas, pues siempre que pensamos en goleadores nombramos a Pelé, Cristiano Ronaldo, Messi… Pero en muy pocas ocasiones alguien se acuerda de Bican, que hasta hace unos días tenía el récord de máximo goleador histórico. La época no jugó a su favor y, desgraciadamente, muchos de sus éxitos se quedaron olvidados.

Hoy he querido recordar a la leyenda de este hermoso deporte, uno de los mejores delanteros que el mundo haya visto y verá. Puede que no todo el mundo le recuerde, pero sus increíbles números le han servido para tener su palco en el Olimpo del fútbol. Señoras y señores, esta es la historia de Josef Bican.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here