Eibar 0 – 2 Sevilla: La efectividad marcó la diferencia