Lens: ¿el equipo revelación de Europa?