Almería 0-1 Sevilla: Se acaba el sueño rojiblanco