A pesar de ganar con comodidad al Valencia, tuvo serios problemas para imponerse al Tenerife, y en la final, el Barça le pasó por encima

El Real Madrid lleg√≥ como l√≠der indiscutible de la ACB a la Copa. Solo una derrota en los 21 partidos de liga disputados y su buena andadura en Euroliga, lo posicionaban como favorito para levantar el t√≠tulo. Mas all√° de su condici√≥n de favorito, el jueves se impusieron con comodidad por 85 a 74 a un Valencia que ven√≠a de 12 victorias seguidas en liga, y amenazaba con dar la sorpresa. Un gran Deck acompa√Īado de Thompkins, met√≠an miedo al resto de rivales en una posible final. Sin embargo, en el partido ante el Lenovo Tenerife, esa superioridad no apareci√≥, y tuvieron que remontar hasta 18 puntos. Un resultado que sembr√≥ unas dudas que se confirmaron al d√≠a siguiente, con la dura derrota frente al Bar√ßa.

La maldici√≥n del anfitri√≥n apareci√≥ un a√Īo mas en la copa y con esta ya son 35 ocasiones de 37 en la que el equipo local no se lleva el t√≠tulo. En esa maldici√≥n, el Bar√ßa de Jasikevicius volvi√≥ a convertirse en el verdugo Madridista. A pesar de ganarle la Supercopa al principio del curso, los de Pablo Laso han ca√≠do en los tres partidos posteriores en los que se han enfrentado. Primero en la quinta jornada de Euroliga, con la que el Madrid, agrav√≥ su peque√Īa crisis Europea de aquel momento; despu√©s vino la primera derrota del Madrid en la ACB en el √ļltimo partido del a√Īo, y para rematar, la sufrida ayer.

Fuente: twitter @RMBaloncesto

Un partido para olvidar

El Barça llegaba con menos horas de descanso al encuentro, y con una prórroga disputada el viernes ante el Unicaja. Sin embargo, el Real Madrid no supo aprovechar este factor, y fue inferior prácticamente en todo el encuentro. A pesar de comenzar por delante, el Barça se puso rápidamente arriba en el marcador, y con el 11-20 en el primer cuarto, el equipo merengue despareció del partido. Nada acertados en el tiro, de tres con un 25%, muy alejado del casi 40% que promedian en ACB, un juego demasiado individualista y la desesperada por el resultado, hicieron muy complicado el partido.

Estadísticas aparte, los jugadores también estuvieron muy desparecidos. Gaby Deck venía de hacer dos partidos espectaculares, con 41 puntos entre ambos. Era el claro candidato para el MVP, pero en la final solo fue capaz de anotar 9 puntos y 3 rebotes. Tampoco apareció Causseur que hizo un gran partido frente al Tenerife, o Llull, que estuvo muy errático con un 23% en tiros de campo. El efecto Jayce Carroll tampoco le sirvió a Pablo Laso, que no fue capaz de anotar y acabó con un menos 11 de valoración. Mismos puntos que Garuba, Laprovittolla o Tyus. Solo Abalde y Tavares, que fue el mejor del partido con 17 puntos, 9 rebotes y 5 tapones, superaron los 10 puntos. Algo que no les sirvió para hacer la guerra por su cuenta, en un partido muy flojo de la plantilla.

Fuente: twitter @RMBaloncesto

Ausencias que en partidos grandes se notan

En un Real Madrid en transición con muchos veteranos, como Rudy Llull, Reyes o Jayce Carroll, el salto generacional todavía tendrá que esperar. El talento de Alocén, Garuba o Abalde, ha salido a relucir durante la temporada. Sin embargo, la regularidad ha estado ausente en el juego de los jóvenes, y Laso no ha conseguido encontrar el equilibrio entre experiencia y juventud. Además, a pesar de no haber sufrido demasiado tras la marcha de Campazzo, la imposibilidad de buscar un recambio, se nota en partidos como este, en los que necesitas un mago a la altura del Argentino.

El propio Laso admiti√≥ tras el partido haber estado muy lejos de luchar la final. ¬ęHemos luchado a contracorriente durante toda la final y realmente nunca hemos tenido la sensaci√≥n de poder entrar en el partido. Nunca termin√°bamos de engancharnos. El equipo ha transmitido otra energ√≠a y hemos sido capaces de luchar, pero lejos siempre del marcador¬Ľ. A pesar del mal partido de los suyos, no quiso echar mas le√Īa al fuego y reconoci√≥ el m√©rito del rival por encima de todo: ¬ęHoy ante este Barcelona no ha podido ser. Hay que darle m√©rito al rival no creo que solo sea cosa de mis jugadores¬Ľ.

Llega lo mas complicado

A pesar de ser una derrota en la final, ya es el segundo varapalo del equipo blanco en medio a√Īo. Tras caer en la fase de grupos de la fase final de la anterior temporada, esta nueva derrota en una competici√≥n domestica, agrava los problemas madridistas para lo que queda de temporada. A pesar de ir primeros con solo una derrota en liga, todo se decide en los play-off, y si no es capaz de demostrar la superioridad de la liga regular, podr√≠a volver a caer antes de tiempo. Adem√°s en la Euroliga, su gran objetivo, a pesar de ir cuartos, solo est√°n dos victorias por encima del noveno puesto y con un partido mas. Por lo que una mala racha como la que sufri√≥ en enero, le podr√≠a dejar fuera de la fase final. Momento cr√≠tico para un Real Madrid, que tendr√° que reponerse de la derrota cuanto antes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here