El proyecto de cantera del equipo ecuatoriano ha hecho que se haya convertido en uno de los clubes más destacados de Sudamérica

El club ecuatoriano planificó una idea de proceso formativo de futbolistas en categorías inferiores que ha maravillado a todas las personas que han visto a este club. Instalaciones inmejorables, personal más que formado y un material humano sobresaliente, han hecho que el proyecto dé sus frutos y que, incluso la selección absoluta de Ecuador, se vea beneficiada. Todos sus ingresos económicos se destinan a seguir perfeccionando su proyecto a largo plazo y que ya ha comenzado a encandilar a conocidos y desconocidos.

Instalaciones de la cantera de «IDV»

Más de 8 hectáreas componen el recinto deportivo donde todo el filial rayado convive. Está formado por 7 campos de fútbol de césped natural y otro de césped sintético; una residencia para que, jugadores desde la categoría sub-12, puedan hospedarse y hacer su día a día allí; aulas para la educación de los propios jóvenes, dónde estudian e intentan avanzar en sus cursos académicos correspondientes; un gimnasio al que acude tanto el primer equipo, como los demás filiales; oficinas para entrenadores, analistas, profesores y dirigentes; y un sinfín de facilidades con la que cuentan todos los jóvenes jugadores que allí conviven, mientras que persiguen un arduo sueño.

Fuente: El Comercio

Todo este perímetro está creado para ayudar al aprendizaje de los integrantes de la cantera y para que se sientan cómodos y en familia.

Principal objetivo del proyecto

Los dirigentes del club apuestan por una formación tanto personal, como futbolística de todos y cada uno de los futbolistas que componen el club. Tanto es así, que todos los canteranos acuden a clases escolares en el mismo recinto, lugar en el que avanzan con sus cursos académicos y están supervisados por sus profesores y entrenadores. Además de los entrenamientos rutinarios, incluso imparten clases teóricas para ayudar al futbolista a reflexionar y a comprender lo que pasa dentro del terreno de juego. Este aprendizaje, se ve reflejado en el césped y en el proceso de formación del jugador, que, tarde o temprano, llegará a las puertas del primer equipo.

En el ámbito de la metodología, todos los entrenadores siguen un plan previamente estructurados y la totalidad de sus equipos tienen una idea de juego marcada. Además de respetada e instruida desde que entran en el complejo deportivo.

Esta idea de juego, previamente utilizada por entrenadores como Pep Guardiola, es el juego de posición, que ha maravillado a todo el mundo en sus actuaciones en la Copa Libertadores y en la Copa Sudamericana, competición en la que salió victorioso en 2019. Esta idea tiene como finalidad el generar superiodades desde la posesión de balón para poder superar al rival en todas las zonas del campo. Buscar ese hombre libre; dar amplitud y profundidad para poder generar pasillos interiores y atacarlos; construir desde atrás para intentar crear superioridades desde ahí; utilizar el tercer hombre como método para aventajarnos del rival…, son aspectos del juego que eran innegociables para Miguel Ángel Ramírez (ex-técnico del primer equipo del Independiente del Valle) y para todos los estamentos que forman el club.

Fuente: DAZN

Futbolistas exportados desde Independiente del Valle

No son pocos los futbolistas talentosos que han salido del club ecuatoriano para seguir creciendo como futbolistas. Ejemplo de ello es la venta de Moisés Caicedo al Brighton & Hove Albion Football Club hace escasos días. Stiven Plaza ha vuelto a Independiente del Valle tras salir en 2019. Igual que Alan Franco, Angelo Preciado Gonzalo Plata, Piero Hincapié, Arce y Rezabala… entre otros, son múltiples ejemplos de las ventas que ha hecho este club en los últimos años y dónde la cantera tiene un papel de una importancia relevante.

Esto es la consecuencia del trabajo bien hecho durante varias temporadas. Futbolistas potenciados y revalorizados, por los que se saca una plusvalía abrumadora tras su venta. Sus grandes inversiones de dinero se destinan a seguir mejorando las instalaciones, el personal y el servicio de estos mismos a merced de los integrantes de la cantera.

Además, no son solo jugadores los que son exportados, sino que entrenadores como Miguel Ángel Ramírez han tenido la oportunidad de darse a conocer en un escenario inmejorable, dónde llegó para ser uno de los directores del fútbol base de Independiente del Valle y acabó entrenando al primer equipo rayado y consiguiendo una Copa Sudamericana. Actualmente, se encuentra sin equipo, aunque se rumorea una posible llegada a Internacional de Porto Alegre (Brasil).

Fuente: Twitter @IDV_EC

Resultado del trabajo bien hecho

La labor de Independiente del Valle en la formación personal de los jóvenes es admirable, innegable y debe de ser reconocido por todos los que amamos este deporte. Son pocos los clubes que tienen esa confianza en el proyecto que han llevado a cabo desde hace varias temporadas. Cuidando la formación de estos mismos, el aprendizaje de los entrenadores y ayudantes del cuerpo técnico y en una idea de juego que perdurará durante un largo tiempo.

Este esfuerzo por llevar a cabo la planificación a largo plazo, ya ha comenzado a proporcionar beneficios. Jugadores vendidos por cuantiosas cantidades de dinero, entrenadores que salen tras hacer una labor encomiable dentro del club e incluso la consecución de títulos como entidad.

Asimismo, inclusive nutre a la selección absoluta ecuatoriana de futbolistas que militan en sus filas o jugadores que pasaron por el proceso de formación. El cambio generacional del combinado ecuatoriano era necesario y, Gustavo Alfaro, lo ha hecho posible. Ha mostrado su confianza en jugadores jóvenes y las buenas actuaciones y los resultados favorables no han tardado en llegar a la tricolor. Sin duda, un programa de filiales a seguir y al que estar pendiente en los próximos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here