El técnico del submarino amarillo se encuentra en negociaciones para tratar de adueñarse de la mayoría de las acciones del Real Unión de Irún

Tal y como se lleva especulando durante varias semanas, Unai Emery, el entrenador del Villareal CF, estaría actualmente intentando comprar la mayoría de propiedad del conjunto de Guipúzcoa. Según informan varios medios, la adquisición de este club vendría motivada por las recientes declaraciones que el presidente del consejo de administración de la entidad ha realizado. Ricardo García Arias pretende dejar el Real Unión y, por eso mismo, estaría buscando un grupo inversor que inyectara capital en el cuadro txuribeltzak.

El Real Unión en uno de sus partidos de la actual campaña. Fuente: @REALUNIONCIRUN

«Más que un simple negocio»

Como bien dice el refrán, «de padres a hijos, de abuelos a nietos», y Unai podría dar validez a esta expresión popular. Cabe recordar que la compra del Real Unión de Irún no se trata de una transacción empresarial cualquiera, pues diversos lazos sentimentales unen al míster groguet con el equipo irundarra.

Tanto su padre como su abuelo fueron jugadores del conjunto vasco. En el caso de su abuelo, Antonio Emery Arocena, desempeñó un papel fundamental en la historia del club. Fue el guardameta de esa mítica generación que logró levantar dos títulos de Copa del Rey en los años 1924 y 1927.

Plantilla del Real Unión de Irún que conquistó la Copa del Rey de 1924. Fuente: Equipos de Fútbol

Por otra parte, hablando ya de su padre, este también fue portero de la entidad txuribeltzak. Concretamente, militó en las filas del conjunto mencionado entre los años 1958 y 1959 sin, por desgracia, conquistar ningún trofeo.

Como consecuencia de todo ello, este vínculo familiar sería el factor por el que Emery vería con buenos ojos el agenciarse con casi toda la totalidad del paquete de acciones del equipo vasco.

¿Cúal es el estado actual de las negociaciones?

Pese a que aún no ha habido ningún acuerdo formal, ambas partes implicadas ya habrían realizado un pequeño intercambio de informaciones. Por lo tanto, el primer contacto ya se ha hecho efectivo, pero para que las conversaciones lleguen a buen puerto aún faltaría tratar muchos más temas de los que teóricamente se han comentado. Tal y como indica MARCA, todavía es necesario pulir (sobre todo) aspectos en clave económica.

Unai Emery dirigiendo al Villareal CF ante la SD Huesca (2020-2021). Fuente: Cadena SER

Resulta importante aclarar que la compra del Real Unión no está siendo gestionada por Unai Emery, sino que son su abogado (Josu Reta) y su hermano, Igor Emery, los encargados de negociar el acuerdo.

Si Unai Emery comprase el Real Unión, ¿qué proyecto le esperaría al club?

Quizás es demasiado pronto para hablar sobre este apartado, pero es que si el «Proyecto Emery» se acaba haciendo efectivo, la solidez y la ambición de este merecen ser, como mínimo, puestas sobre la mesa.

El míster guipuzcoano tendría como objetivo principal (a corto plazo) devolver al Real Unión al fútbol profesional y otorgarle a este una estructura interna dotada de estabilidad y organización. Hace poco más de una década que los Fronterizos no pisan la élite del fútbol español y la llegada de Unai como inversor financiero podría poner punto y final a la sequía de éxitos deportivos en la que se encuentra inmerso el equipo.

Celebración del ascenso del Real Unión a Segunda División, en el año 2009. Fuente: El Mundo

Por otro lado, las aspiraciones de la familia Emery no solo se centrarían en el ámbito deportivo; más bien al contrario, abarcarían otras facetas, como por ejemplo la social. La idea sería intentar construir nuevas instalaciones, potenciar la cantera (situada en una región tan fructífera como lo es Bidasoa) y volcar a toda la ciudad de Irún con el nuevo proyecto. La masa social desempeñaría un papel fundamental en el plan del técnico del submarino amarillo.

Está claro que esta iniciativa tan atractiva sería muy positiva para la entidad y resultaría idónea para que uno de los clubes históricos del país vasco y del panorama nacional volviera al lugar que le pertenece. Sin duda, la ilusión regresaría al Stadium Gal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here