Una franquicia con un crecimiento exponencial en la última década, Golden State Warriors, responsables de una histórica gesta

Un equipo de ensueño. Todo comenzó con la selección de Stephen Curry en uno de los draft. El base estadounidense cambiaría el destino de una franquicia, Golden State Warriors. Y marcaría muchas páginas en la historia del baloncesto actual. Pues a él, se sumaron los Klay Thompson y Draymond Green, formando los ‘Splash Brothers’. Un trío que marcaría toda una época y estilo de juego en el baloncesto.

Cambiarían todos los cánones de juego de la NBA y del mundo del baloncesto en general. El famoso ‘catch and shoot’ o su traducción literal “atrapar y disparar”. Es decir, tirar a canasta nada más se recibe la pelota. Así como fomentando el famoso ‘small ball’, que consiste en basar el juego tirando de tres. Algo que llevó a reinventarse a los hombres grandes. Pues, poco a poco se comenzó a ver a excelentes pivots tiradores.

Pero no solo lograron cambiar el juego. Pues en los últimos años, han sido el equipo más laureado, ganando tres campeonatos en cuatro años. Batiendo innumerables récords y dejando otras actuaciones deleznables.

Primer campeonato

Eran un equipo infalible desde la zona de tres puntos. Noche tras noche endosaban grandes cantidades de puntos a sus rivales desde la línea de triple y más allá. No obstante, el reinado de los Warriors comenzó en la temporada 2014-2015. En dicha temporada regular consiguieron un récord de temporada de 67 victorias y 15 derrotas, en el total de los 82 partidos. Y, como es obvio, fueron el mejor equipo de la temporada y se clasificaron como primeros a los ‘play-off’.

Además, en la post-temporada o ‘play-off’, fueron una auténtica escoba, barriendo equipos sin ton ni son. En la primera ronda, sin mayor complicación, vencieron a New Orlenas Pelicans por un fulminante 4-0. En la siguiente, tampoco sufrieron en exceso con ese 4-2 contra los Grizzlies. Y llegarían las finales de conferencia. Lo que se supone que sería su mayor reto hasta la fecha. No obstante, Harden apenas puso oposición, consiguiendo, tan solo, ganarles un encuentro.

Por ello, pasaron a las Finales de la NBA habiendo perdido tres partidos en play-off. Donde se encontrarían a su mayor rival en estos años. LeBron James y Kyrie Irving con los Cleveland Cavaliers. No obstante, esta primera temporada, tampoco supusieron un gran escollo para los Golden State Warriors. Por tanto, tras muchos años sin conseguirlo, los Warriors conquistaron un trofeo de la NBA.

Gran tropiezo en la NBA

Pero la temporada siguiente volvió a repetirse la historia. Pero, si que hubo una pequeña gran diferencia. En la temporada regular, los Warriors rompieron todas las marcas habidas en el total de partidos ganados. Pues de 82 partidos, ganaron un total de 73. Algo que nunca antes había ocurrido en la historia de la NBA.

Y llegaron a los ‘play-off’ siendo los máximos favoritos. Y de nuevo, los Warriors fueron esa barredora imparable. Puesto que, en primera ronda finiquitaron a los Houston Rockets por 4 a 1. Y en la siguiente, calcaron el resultado contra Portland Trail Blazers. Pero las cosas comenzaron a complicarse, Tuvieron que llegar al séptimo partido de la serie contra Oklahoma City Thunder. Aunque, finalmente, Curry y compañía llegaron a las finales de la NBA contra el mismo rival que el año anterior.

Sin embargo, la historia y LeBron James quisieron que cambiase el sino de la NBA. Los Golden State Warriors, se pusieron en la serie 3 a 1. Una ventaja más que favorable para alzar el campeonato por segunda temporada consecutiva. No obstante, LeBron James tiró de orgullo y consiguió darle la vuelta, levantando el título para los de Ohio. Y consiguiendo una gesta histórica. Pues ningún equipo había conseguido ganar unas finales yendo perdiendo 3 a 1.

Un fichaje que lo cambia todo

Tras el mayor de los ridículos, la gerencia de Golden State Warriors decide hacer un movimiento que lo cambia todo. Kevin Durant se convirtió en agente libre. Y Curry y compañía decidieron reclutarlo para sus filas. Con ello formaron uno de los equipos más poderosos en la cancha de la historia de la NBA. Cuatro super estrellas en el mismo equipo.

Y en contraposición a lo que muchos pensaban, los Warriors fueron el equipo más letal. En esta ocasión, si consiguieron ser ese equipo que logra dos campeonatos seguidos. Batiendo, de nuevo, marcas astronómicas. Pues en la temporada 2016-2017, tan solo perdieron un partido en los ‘play-off’. Siendo este en las finales contra Cleveland Cavaliers.

Final del equipo

No obstante, todo tiene un fin. Y la hegemonía de los Warriors terminó en la temporada 2018-2019. Pues Kawhi Leonard, en las finales, les arrebataron el título de campeones. Algo que llevaría al equipo a desintegrarse. Y algunos jugadores como Durante dejaron el equipo. Marcando con ello, el fin de uno de los mejores equipos de la historia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here