Javi Gracia pasó de ser el héroe al villano en menos de un año, sobre todo por los pésimos resultados de esta temporada

Javi Gracia, el actual entrenador del Valencia CF, no está siendo muy querido por la afición valencianista, y menos después del espantoso partido realizado el pasado domingo 14 de febrero contra el Real Madrid. En el que incluso Gayà, dijo en la rueda de prensa que peor no se podía hacer, dejando entrever el malestar del canterano ché.

Queda muy lejano el 18 de julio del 2020, cuando Gracia firmaba como mister de los ché. Hay que recordar que Gracia era uno de los nombres que en su momento Mateo Alemany barajó, pero finalmente fue Marcelino quién acabaría llegando al banquillo del Valencia. Pero el actual secretario técnico, Corona, en el 2020, rescató la propuesta de que fuera el entrenador que hiciera olvidar al asturiano, siendo aceptado por Anil Murthy. De la rueda de prensa de su presentación, retumban su frase:

“Estoy orgulloso de entrenar a un club como el Valencia”. 

Javi Gracia

Frase que de inmediato quedaron en papel mojado, cuando a medida que se iba cerrando el mercado de verano, veía que Peter Lim y Anil Murthy no cumplían con su palabra. No trajeron a jugadores nuevos para sustituir a las piezas claves del club: Parejo, Coquelin, Rodrigo, Ferrán… 

De orgulloso a querer marcharse

Con el cierre del mercado se produjo una reunión donde el actual entrenador del Valencia “puso su cargo a disposición del club” en un claro estado de desilusión y falta de compromiso ante la situación que se le planteaba de dirigir a la plantilla sin efectivos. La no aceptación de su renuncia, ni conseguir el despido, fue gracias a los capitanes que hablaron con él. Gracia decidió darle otra oportunidad al equipo che.

Durante esta temporada, Gracia se ha mostrado como un entrenador que no quiere estar en este equipo, ya que parece que no apuesta ni por el club ni por sus jugadores ni aun viniendo nuevos fichajes en este mercado. 

A lo largo de los partidos Javi Gracia ha tenido más de un ultimátum, pero hasta fecha de hoy se ha librado de quedarse sin equipo. Pero desde ese 2-0 ante el Real Madrid, junto a su pésimo entrenamiento hacia sus jugadores, parece ser que sus días están contados. A pesar del buen resultado contra el Celta, su puesto sigue en entredicho. Y si el equipo no encadena varias victorias, podría volver a estar en la cuerda floja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here