Tras el partido frente al PSG el pasado martes, con otra goleada más en contra, todas las miradas estaban puestas en Messi

Todos sabemos que si este Barça está donde está es gracias al 10 argentino, pero mucha gente pretende que gane cada partido sólo, y eso en el fútbol no pasa.

Todo a Messi 

Después de cada partido si se ha perdido, empatado o ganado se busca a Leo. Si se pierde se dice que no aparece, que ya no es el mismo, o que está pensando en irse. Si se gana y ha sido gracias a Messi se le sigue desprestigiando, menospreciando a los equipos contra los que juega y si se gana, pero no ha aparecido tanto es que al final no es tan decisivo como antes. Siempre se le apunta a él como el culpable de todo. El gran problema es la fragilidad defensiva y la gran crisis que atraviesa la entidad blaugrana.

Leo Messi con el balón de la Champions. Fuente: goal.com

Un Leo más implicado

Es verdad que con todo lo que sucedió en verano, con su posible marcha, el de Rosario no empezó muy fino de cara a puerta, pero creo que en los últimos partidos y sobre todo en 2021 estamos viendo a un Messi más implicado en el juego, defendiendo, presionando, generando ocasiones, divirtiéndose junto con su nuevo socio, Pedri, sin olvidar que a pesar del traspié de hoy frente al Cádiz, Messi también ha anotado y lidera el pichichi junto a Suárez.  

¿De verdad está tan mal? 

Mucha gente piensa que está casi «acabado» por lo mal que está el conjunto catalán, pero hay que mirar que, en el peor Barça de la última década los números de Leo siguen siendo muy buenos. Vamos a analizarlos.

El argentino lleva 21 goles (16 en Liga, 4 en Champions y 1 en Copa del Rey), 8 asistencias (3 en Liga, 1 en Champions). también podemos observar que Messi ha recuperado 45 balones (2.14 por partido), a diferencia del otro pichichi Luis Suárez que, aunque ha jugado un partido menos en liga sólo ha recuperado 25 (1.25 por partido).

Leo Messi celebrando un gol. Fuente: elintra.com

Si comparamos al Messi del año pasado, «La pulga» metió 25 goles en 31 partidos de Liga, lo que equivale a 0.80 goles por partido. Está temporada lleva 16 goles en 21 partidos de Liga, lo que equivale a 0.76 goles por partido, observamos una pequeña bajada en el promedio goleador del argentino, pero por como se habla de él podríamos pensar que su bajón era mucho mayor. En Champions se nota una mejoría, la temporada pasada metió 3 goles en 8 partidos lo que significa un 0.375 goles por partido y está temporada lleva 4 goles en 5 partidos lo que significa 0.8 goles por partido.

Es verdad que el juego del Barcelona este año está siendo muy poco vistoso, con muchos fallos atrás, muy fallón arriba, pero no hay que fijarse sólo en Leo. Tanto el equipo cómo el club están pasando momentos muy críticos y creo que Messi es consciente de ello, pero no puede hacerlo todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here