El pasado viernes, en un partido contra el Getafe, Nabil Fekir cayó lesionado y fue sustituido a los trece minutos por Tello

Cuando parecía que el Betis cogía la velocidad de crucero, tiene que lesionarse uno de sus jugadores más importantes. De hecho, Fekir estará, como mínimo dos semanas de baja. Además, se ha fijado como objetivo poder llegar al derbi del día 14 de marzo. No obstante, hasta entonces, Manuel Pellegrini tendrá que idear alguna solución para ocupar su puesto en el campo.

La más lógica de las soluciones podría ser el darle galones a Diego Lainez. El joven mexicano está ansioso por tener continuidad tras haber superado el Covid-19. De hecho, esta misma temporada ha demostrado de lo que es capaz. Puede ser un jugador diferencial, sobre todo con balón. El partido de consagración fue, precisamente, el derbi de la primera vuelta. Y cuando parecía que podría tener los minutos requeridos, ocurre su idilio con el dichoso virus que nos azota hoy en día.

Pero, también surgen otras posibilidades. Como el poder dar confianza a la cantera y los jóvenes talentos que militan en ella. Y es que, durante esta temporada se ha visto brillar a Rodrigo Sánchez. Un joven mediapunta talentoso y creativo con el balón. Está llamado a tener las llaves del Betis en un futuro. Es por ello que es otra solución válida mientras Fekir esté alejado de los terrenos de juego. Además, es un perfil bastante similar al francés. Talentoso, zurdo y con capacidad de creación.

Otra posible alternativa sería adelantar la posición de Canales hasta la mediapunta. Aunque, con ello, habría que alinear a Andrés Guardado junto con Guido Rodríguez, inamovible en este Betis. O incluso incluir, de nuevo a William Carvalho cuando acabe su suspensión. Sin embargo, el Betis perdería calidad creativa, acostumbrado a tener a Canales acompañado de Guido y un mediapunta por delante.

Y, aunque es más difícil que se vea, tampoco sería descartable un posible cambio de esquema. Pues podría verse una doble punta, con Borja Iglesias y Loren Morón. Algo que lleva sin verse mucho tiempo en el templo verdiblanco. Además, ocurriría lo mismo que lo anterior, la pérdida de capacidad creativa que aportaba el mediapunta a través de Fekir. Así como ambos arietes podrían chocar dentro del terreno de juego y restarse potencial goleador y zonas de presencia.

También puede llegar a darse el hecho de ver un segundo delantero ocupando dicha posición. Si se diese esta alternativa, a todos se nos vienen dos nombres a la cabeza. Aitor Ruibal y Juanmi. En el caso del primero funciona mejor en banda o incluso como referencia ofensiva. Pero quizás, detrás de un delantero llegue a sufrir y se pierda en el juego del equipo. Y, por su parte, Juanmi ha demostrado ser un gran revulsivo, acostumbrándose a ese rol y dinamitando partidos cuando estos están atascados.

Lo que está claro es que sustituir a Nabil Fekir no es una misión fácil. Y sea quien sea, tendrá que intentar asumir la importancia del francés como buenamente pueda. Afortunadamente, la lesión de Fekir no reviste mayor gravedad y en un breve periodo de tiempo volverá a estar disponible para el Betis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here