El Real Madrid ha solventado con éxito la baja en defensa de su capitán y líder, Sergio Ramos, casi olvidando su ausencia

El Real Madrid está volviendo a recuperar las sensaciones que lo hicieron campeón de LaLiga el año pasado. Cada día más cerca de su vecino de la capital, el Atlético, están dando argumentos para pensar que todavía hay liga. Los colchoneros pincharon este fin de semana por segundo partido consecutivo con el Levante y dejando a los blancos a tan solo 3 puntos por debajo (aunque con un partido pendiente por jugar). 

Gran parte de este subidón de forma madridista tiene que ver con los 3 arcos en cero seguidos que ha registrado en la competición doméstica. La zaga está mejor ajustada que nunca esta temporada, a pesar de todas las bajas que han sufrido y siguen sufriendo los de Zinedine Zidane. Entre esos nombres propios de la enfermería los más destacados son el de Dani Carvajal, que vive un calvario, y Sergio Ramos, al que muchos parecen estar olvidando. En particular el caso del capitán es el más curioso. Sigue sin renovar mientras se divorcia de su afición con la que parece una nueva estrategia para una subida de sueldo. Mientras tanto, su postura con Florentino Pérez se aleja y su futuro en el club está en jaque. 

Nacho, de escudero a protagonista

Con toda esa incertidumbre en cuanto a su continuidad y a la espera de que su menisco de una tregua el Real Madrid ya tiene a su sustituto, y está en casa. Nacho Fernández ha respondido a la titularidad con contundencia, convirtiéndose en el nuevo líder de la zaga. La necesidad de Varane de tener a una figura con personalidad a su lado, ha hecho que el canterano haya sido el encargado de recoger el testigo del camero y convertirse en el nuevo ‘4’. 

De su mano el Real Madrid ha logrado volver a registrar las marcas que el año pasado lo auparon hasta la cima de la tabla para acabar haciéndose con su 34º título doméstico. En febrero los blancos solo conocen la victoria, habiendo encajado  un solo gol en los cuatro partidos que ha disputado. En las demás citas la red del bando madridista no llegó a rozar la pelota, dejando en manos de los delanteros la tarea de matar los partidos. 

De esta manera, Nacho se confirma una vez más como el comodín de garantías en su equipo. El canterano que siempre supo cuál es su sitio y cumplió cuando se le exigió. El madrileño está haciendo olvidar los vaivenes de un capitán que posiblemente abandone el barco y que hasta ahora esta temporada está cayendo en el olvido. ¿Estará entrando el Real Madrid en el principio del fin de la Ramos-dependencia?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here