La continuidad del navarro en Bilbao estaba muy en entredicho, pero con la llegada de Marcelino y el retorno del nivel esperado, ha despejado todo tipo de dudas

Raúl García llegó procedente del Atlético de Madrid en 2015 y ha sido, sin duda alguna, uno de los fichajes más importantes de la década para los leones. Desde su llegada, ha jugado 238 partidos y en prácticamente todos como titular. Asimismo, con todos los entrenadores que ha tenido en el Athletic, que son cinco, siempre ha sido un jugador indispensable en las aspiraciones del equipo.

En su etapa como rojiblanco ha acumulado 70 goles, mayoritariamente sin ser delantero centro, lo que le convierte indudablemente en un ídolo en San Mamés. Además, como llegó con 29 años, se postula como el 4º jugador en la historia del Athletic con más goles pasados los 30 años (59). Únicamente superado por Urzaiz (61), Telmo Zarra (64) y Aritz Aduriz, aunque esa cifra será difícilmente alcanzable (149).

Fuente: Twitter Athletic Club

Con 34 años, Rulo se ha reinventado y se ha consolidado como pieza clave en el proyecto de Marcelino, demostrando que tiene calidad de sobra para continuar en la kuadrilla y seguir aportando destellos de su talento. Gracias a su trabajo, constancia y rendimiento, se ha ganado renovar un año más.

Ya asentado en la posición de delantero, reconvertido por Gaizka Garitano a mediados de la temporada pasada, vuelve a aportar ese sacrificio y rendimiento que daba en la mediapunta. Y lo más importante, vuelve a ser un dolor de cabeza constante para los defensas rivales.

En los 11 partidos que ha disputado con el técnico asturiano, lleva 6 goles y 1 asistencia. Esto le otorga crédito de sobra para seguir en el equipo. Además, con goles importantes contra el Real Madrid en Semifinales de Supercopa e Ibiza y Betis en Copa del Rey.

Fuente: Twitter Athletic Club

A todo esto hace falta añadir que ha sido uno de los artífices, junto a Muniain o Williams entre otros, de la remontada rojiblanca. El Athletic ha recuperado esa esencia, esa chispa que necesitaba y da muestras de ambición, tras ganar la Supercopa y estar a 3 partidos de un triplete. Algo inaudito si tenemos en cuenta la filosofía del club.

Por si fuera poco, Rulo marcó contra el Getafe (5-1) el gol 300 en el Nuevo San Mamés. Aparece en todos sitios y es muy importante en el ecosistema del Athletic. Así que ahora, con la renovación, lo seguirá haciendo 1 temporadas más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here