Según ha estimado el periódico, más de 6500 personas han fallecido durante la preparación del mundial de Catar, muchas de ellas sin una autopsia legítima

Según informa The Guardian, más de 6.500 trabajadores migrantes han fallecido desde que hace 10 años Catar ganara el derecho a ser sede de la Copa del Mundo de 2022. Los inmigrantes eran de países del sur de Asia como India, Pakistán, Nepal, Bangladesh y Sri Lanka. Se calcula que han muerto una media de 12 trabajadores a la semana.

Estos datos han sido obtenido de fuente gubernamentales. Según la India, Bangladesh, Nepal y Sri Lanka hubo 5.927 muertes de trabajadores migrantes. Mientras Pakistán informa de otras 824 muertes. El número de muertos podría ser aún mayor. Esto se debe a que las cifras no incluyen las muertes de algunos países, ni las ocurridas en los últimos meses de 2020.

Ras Abu Aboud Stadium, Qatar
Estadio Lusail en construcción Fuente: FIFA

Para celebrar el mundial Catar ha tenido que construir muchas infraestructuras. Entre estas encontramos siete estadios, un aeropuerto, carreteras, transporte público, hoteles y una nueva ciudad en la que se celebrará la final. Para llevar a cabo tal reto, el país ha tenido que buscar mano de obra migrante debido a que el propio país no cuenta con tanta cantidad de trabajadores de la construcción.

Es cierto que el número total de defunciones no está clasificado por lugar de trabajo, pero es muy probable que la mayoría de los trabajadores estuvieran empleados en este proyecto. Esto ha sido, corroborado por Nick McGeehan, director de FairSquare Projects, un grupo de defensa de los derechos laborales. En 2015, el Washington Post ya alertaba de esta situación. En aquel momento, se estimaba que habían fallecido 1.200 persona. Una organización de defensa de los derechos de los trabajares preveía que en 2022 se llegaría a los 4.000, y actualmente ya se han superado.

Obreros instalaron andamios. Comienzan el trabajo antes del amanecer para evitar el calor. Fotografía de Pete Pattisson; Fuente: The Guardian

La noticia de The Guardian, también muestra historia de familias devastadas, que buscan justicia, confundidas sobre la muerte de sus familiares. Ghal Singh Rai, de Nepal, era limpiador y se suicidó una semana después de llegar. Mohammad Shahid Miah, de Bangladesh, murió electrocutado por unos cables expuestos. Madhu Bollapally, de la India, murió de «causas naturales» a los 43 años y se encontraba completamente sano.

Las causas de muerte son varias como: múltiples lesiones contundentes debidas a una caída desde una altura; asfixia por ahorcamiento; causa indeterminada de muerte por descomposición. La más común es la de «causas naturales», por insuficiencia cardíaca o respiratoria aguda. Tales clasificaciones se suelen hacer sin una autopsia, por ello a menudo no brindan una explicación médica legítima. Las muertes por la Covid-19 no han afectado mucho, debido a que Catar no ha tenido un gran número de contagios.

Así deberían ser los estadios post coronavirus - Diario El Sol. Mendoza,  Argentina.
Estadio Al Bayt en construcción Fuente: El Sol

La Organización Internacional del Trabajo de la ONU ha respaldado los hallazgos de The Guardian. En ellos se descubrió que durante cuatro meses al año o más, los trabajadores se enfrentaban a un calor extremo. El periódico de Reino Unido ha querido señalar la falta de transparencia, rigor y detalle en las muertes. Los gobiernos de estos países se han rechazado compartir ciertos datos. Una de las embajadas afirmó que estos datos estaban registrados a mano y por ello, no podían ser compartidos

¿Qué dicen las partes implicadas?

En 2014, Hiba Zayadin, investigador del Golfo de Human Rights Watch, recomendó que el gobierno catarí realizará una investigación sobre las muertes de trabajadores migrantes y reformara la ley para que pudieran ser sometidos a una autopsia. El gobierno no ha realizado ninguna de estas cosas.

Ras Abu Aboud Stadium, Qatar
Estadio Lusail en construcción Fuente: FIFA

Mientras, el gobierno catarí no desmiente el número de muertes. Incluso, ha afirmado que el número de fallecidos es proporcional al número de migrante y que las cifras incluyen trabajadores que han muerto naturalmente después de años viviendo en Catar. A esto, ha añadido que todos los extranjeros tienen una atención médica gratuita de primera calidad.

Por otro lado, el comité organizador de la Copa del Mundo dijo: “Lamentamos todas las muertes e investigamos cada incidente para asegurarnos de que se aprendieran las lecciones. Siempre hemos mantenido la transparencia sobre este tema”. Un portavoz de la FIFA dijo estar comprometido con los derechos laborales. Añadió que la la frecuencia de accidentes ha sido baja en comparación con otros proyectos de construcción importantes. Todo esto sin aportar prueba alguna que corroborara estas afirmaciones

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here