El sueco continúa rompiendo registros en la Real Sociedad y se postula como una de las futuras estrellas de la delantera mundial

Alexander Isak suma y sigue en San Sebastián. Suma 12 goles en los 30 partidos en los que ha participado esta temporada, y sigue progresando como futbolista. Desde su llegada a la capital guipuzcoana, el sueco sólo ha sabido evolucionar, algo que no consiguió afirmar en Dortmund. Llegó a Alemania como una gran promesa con apenas 17 años, pero no cuajó en el esquema de los blanquinegros, por lo que después de una cesión en Holanda cogió rumbo a España. La Real Sociedad apostó fuerte por él el pasado verano, y un año y medio más tarde su valor se ha triplicado respecto a los 6,5 millones que los txuri-urdin pagaron por él. 

No le salió nada mal la apuesta a Roberto Olabe, el arquitecto de un proyecto de futuro que Donosti está disfrutando de lo lindo. Isak ya explotó la temporada pasada, justo cuando más se hablaba de la posible marcha de Willian José rumbo a la Premier League. Una vez cumplido el presagio de la marcha del brasileño, ha vuelto a destapar su máximo potencial, aunque esta vez de una manera más bestial. 

Su equipo necesitaba un pequeño empujón goleador que lo sacara de un pozo en el que los contratiempos lo habían metido. Las lesiones, bajas y el poco acierto de cara a portería no dejaron a la Real Sociedad mostrar todo el potencial que sí descubrieron en los primeros compases de LaLiga. En ese contexto de pesadumbre apareció Isak para impulsar a los suyos. Gracias a su aportación goleadora, los txuri-urdin han recuperado su espléndida forma y las opciones de pelear por un puesto de Champions League. Siguen con la cabeza puesta en entrar a competiciones europeas a toda costa, y las últimas actuaciones de su delantero titular pueden valer el billete. 

‘El nuevo Ibrahimovic’

La irrupción en 2016 de Alex Isak dio la vuelta a toda Suecia. Con el AIK Solna, equipo de su ciudad natal, comenzó a despuntar, y no tardó en ganarse uno de esos apodos que pesan a la espalda. Dada su envergadura y nacionalidad, muchos lo bautizaron como ‘el nuevo Ibrahimovic’. Aunque el perfil de delantero no es exactamente el mismo, ya que ‘Ibra’ llega a ser más atlético y espectacular, Isak parece el sucesor perfecto para liderar a una selección que siempre opta por acceder a competiciones internacionales de renombre. 

Las expectativas sobre el delantero de 21 años son máximas. Todo un país espera que él sea el heredero al trono de Zlatan. Por lo pronto Anoeta tiene futbolista para rato, un jugador que de hecho ya establece récords con los donostiarras. Con su hat-trick al Alavés (el tercero de su carrera profesional) se convirtió en el txuri-urdin más joven en hacerlo en este siglo XXI y entró de paso entre los 5 máximos goleadores de esta Liga. 

Sería un grave error no tener en cuenta a Alexander Isak como uno de los delanteros del futuro. El fútbol no para, no se detiene, y la edad no perdona a los protagonistas que una vez marcaron época. Algún día tocará despedir a aquellos artilleros que coparon las tablas de máximos goleadores de sus ligas y equipos, e Isak estará ahí para tomar el relevo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here