El canterano ha demostrado su amor por el escudo asumiendo su rol secundario y sin pedir nunca un aumento de salario

Trayectoria

Nacho Fernández lleva 20 años en el Real Madrid, ni su papel secundario, ni los pocos minutos han hecho que salga del club, pues el amor de nacho por el escudo siempre ha estado por delante . Es el jugador de la plantilla que más tiempo ha defendido la camiseta blanca. Llegó en 2001 a las categorías inferiores del club y fue ascendiendo hasta debutar con el primer equipo en 2011.

Nacho se ha convertido en el comodín de todos los entrenadores, ya que es una garantía que siempre cumple y está ahí. En resumen, una vida repleta de triunfos blancos y de otros con la selección. El tercer central ha conquistado cosas que nunca imaginó, 16 títulos, entre los que resaltan cuatro Champions.

Rol secundario

A pesar de haber recuperado protagonismo debido a las bajas, Nacho siempre ha tenido un papel secundario en el primer equipo. Se han ido fichando centrales y él ha permanecido en el banquillo esperando su oportunidad.

Tras la salida de Pepe hace 4 temporadas, Jesús Vallejo fue promocionado al primer equipo, pero no llegó ni a los veinte partidos en dos temporadas. En 2019 se fichó a Militao, el defensa más caro de la historia, que se ha visto envuelto en las lesiones y la poca confianza de Zidane.

Con tanta ida y venida, Nacho siempre ha estado en el fondo de armario, una opción fiable que nunca ha resultado ser un plan estratégico pero que siempre ha servido para tapar grietas. El pasado verano, tras una temporada con pocos minutos estuvo a punto de salir del club destino Italia, en busca de la regularidad que nunca tuvo en la capital española. Sin embargo, su corazón blanco y los problemas físicos de Carvajal frenaron su salida y actualmente acumula 14 titularidades, el doble que la pasada temporada.

Nivel actual

Si juega contra la Real hoy, cumplirá su récord de seis titularidades seguidas. Las lesiones y el bajo nivel de Militao, han vuelto a impulsar al canterano. En una temporada en la que Zidane se ha refugiado en sus veteranos, su nivel se ha elevado y muchos apuntan a que es su mejor versión desde su llegada al primer equipo hace 10 diez años.

Frente al Atalanta en Champions culminó un gran partido, imponiéndose a todo lo que se le puso por delante. Llevó al límite a Muriel e Ilicic, tanto que Gaperini se desesperó con ambos y los cambió. Nacho estuvo rápido, seguro e insaciable en todos y cada uno de los balones. Aportó una verticalidad pocas veces vista. Así, en la primera parte creó él solo una llegada, lo más peligroso que tuvo el Madrid y en la segunda, continuó con su verticalidad rompiendo líneas con sus arrancadas y carreras.

Imagen
Fuente: Twitter Real Madrid

Las bajas de Sergio Ramos por las lesiones han sido aprovechadas por el canterano para demostrar y reclamar más confianza por parte de Zidane. Para la gran mayoría no hay debate entre Nacho y Militao por muchos 50 millones que se pagaran por el brasileño. De hecho, el Madrid ha perdido 4 veces con él frente a las 7 con Militao.

Esto hace saltar las alarmas a los futuros fichajes, porque está a nivel de titular y su idea es seguir en el Madrid. En el aire está que pasaría con la llegada de posibles defensas como Alaba, quien tendría un acuerdo cerrado con el club. Lo que esta claro es que Nacho, a pesar de las dificultados seguirá luchando por no caer de nuevo en el plan B en el que tantos años lleva.

¿One club man?

A sus 31 años lleva más de media vida en el Real Madrid (20 años), por lo que muchos empiezan a ver con posibilidades que Nacho termine su carrera en la capital. Su intención ha ido quedando clara oferta tras oferta. De hecho, hace unas semanas fue protagonista en Twitter, mojándose sobre la renovación de Ramos. Nacho dio me gusta a una publicación que decía: “pasar pasa, pero a Ramos no se le puede dar un cheque en blanco para que pida lo que le dé la gana… y menos con la situación social, deportiva y económica que hay en la actualidad” Ante la rápida reacción en redes, deshizo el me gusta rápidamente.

Su contrato finaliza en 2022, por lo que podría convertirse en uno de los one club man madridistas, habiendo defendido solo una camiseta, la del Real Madrid, algo que solo han conseguido Sanchís y Chendo.

En definitiva, el amor de Nacho por el escudo ha sido demostrado a lo largo de su carrera , nunca ha pedido un aumento de salario y ha preferido quedarse a pesar de la poca confianza, siempre con la esperanza de conseguir minutos. Él es consciente de que sólo se le dan oportunidades cuando los indiscutibles como Ramos fallan, pero a pesar de ello, quiere quedarse y seguir luchando por la soñada titularidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here