El escolta fue muy criticado por su salida de los Houston Rockets pero el tiempo le está dando la razón

El destino de James Harden fue uno de los grandes atractivos del comienzo de temporada en la NBA. El escolta californiano pidió el traspaso a los Houston Rockets y no se presentó a los primero campos de entrenamiento con el nuevo técnico, Silas.

Los Philadelphia 76ers, los Miami Heat, los Golden State Warriors y los Brooklyn Nets sonaron como posibles destinos. Pese a que comenzó el campeonato con la franquicia texana, finalmente salió rumbo a Brooklyn.

Steve Nash, técnico de los neoyorquinos, consiguió la tercera pieza que sumar a su equipo de ensueño liderado por Kyrie Irving y Kevin Durant. De este modo, La Barba y Durantula se reencontraban después de etapa con Russell Westbrook en los Oklahoma City Thunder.

Fuente: @jharden13

El tiempo le ha dado la razón a James Harden por ambos lados. Mientras que su actual equipo es segundo en la Conferencia Este, su antigua franquicia es penúltima en la Conferencia Oeste. Además, sus números mejoran partido tras partido.

En la madrugada de hoy en la victoria 124-113 contra los San Antonio Spurs, dos de marzo de 2021, el norteamericano logró un triple-doble con 30 puntos, 15 asistencias y 14 rebotes. Una actuación memorable que pone fin a una mala racha de los Nets en San Antonio, donde llevaban sin ganar desde el 2002.

Séptimo triple-doble seguido que suma James Harden con los Brooklyn Nets. Por otro lado, su antiguo equipo lleva una racha de 12 derrotas consecutivas, coincidiendo con la lesión de Chris Wood y la salida de DeMarcus Cousins.

La Barba fue muy criticado por su estado físico, y por la forma de salir del equipo de su vida. Pero, ahora todos ven que estuvo en lo correcto y para muchos ya entra en las quinielas para hacerse con segundo MVP. Mientras que los Nets acumulan 23 victorias y 13 derrotas solo una más que los líderes del Este, los Sixers.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here