El tinerfeño, quien abandonó el Pizjuán en muletas el pasado sábado tras el partido contra el Sevilla, se ha entrenado hoy con normalidad

Corría el minuto 71 en el Ramón Sanchez Pizjuán y el Barça se estaba jugando el seguir vivo en la Liga- ganaba 1-0 desde el minuto 29, gracias al gol de Dembélé- cuando de repente, Pedro Gonzalez Pedri pidió el cambio después de haber realizado un mal gesto tras un salto.

Automáticamente se llevo la mano al muslo izquierdo y entraron las asistencias médicas. Los presagios no eran buenos. Al día siguiente se confirmaría la mala noticia: lesión en el sóleo. En su lugar entro Ilaix, otro chaval del filial al que Koeman le está dando bastante bombo.

El escenario sin Pedri

El panorama no era alentador, ya que al Barça le toca afrontar 2 partidos de enorme trascendencia en un período de 10 días. 2 partidos, que de salir victoriosos, estarían más vivos que nunca y la perspectiva de la temporada cambiaría radicalmente.

El primero de los 2 compromisos que tienen que afrontar es mañana, de nuevo, frente al Sevilla de Lopetegui en la vuelta de las semifinales de la copa del rey. Encuentro al que llegan con la misión de tener que remontar el 2-0 adverso de la ida de las semifinales, del pasado mes de febrero.

De cosechar el mismo resultado que este pasado fin de semana, empatarían la eliminatoria y forzarían la prórroga. Con lo cual Koeman, debe fijarse en este último partido. El segundo gran duelo, que se presenta más como una hazaña, dada su dificultad, es el de la vuelta de los octavos de final de la UEFA Champions League el próximo miércoles 10 de marzo, frente al Paris Saint Germain.

Al Parque de los Príncipes acude el Barça con la losa del 1-4 de la ida, que los franceses le endosaron en el Camp Nou. Un resultado terrible. Sin embargo, si consiguen voltear la eliminatoria ante los hispalenses, el panorama y por tanto la dinámica, pueden cambiar radicalmente tal y como ya apuntó Piqué, tras la finalización del Barça-Sevilla.

Pedri protege el balón ante la atenta mirada de Guido Rodríguez Fuente: Golcaracol

Una recuperación «milagrosa»

Para colmo, parecía que la situación se agravaba todavía más con la reciente lesión de Pedri, al que se pudo ver entrando al hotel con muletas tras el encuentro. El período estimado para una lesión del sóleo es de unos 15 días.

No obstante, y para sorpresa de todos, hoy ha reaparecido en los entrenamientos y se ha ejercitado con el grupo con normalidad, en una recuperación que en el club califican de «milagrosa». Por lo que es muy probable que esté en el encuentro de este miércoles. Ahora sólo depende del entrenador, que ya respira aliviado.

Los números de la perla canaria

Debemos recordar que el Fútbol club Barcelona fichó al mediocentro el pasado verano, procedente de Las Palmas, por una cantidad cercana a los 10 millones de euros y que ahora ya se ha revalorizado hasta los 50 kilos, según la web especializada en traspasos de fútbol Transfermarkt.

Y lo cierto es que Koeman tiene una fe ciega en él, ya que le ha alineado en todos los partidos. De hecho, el jóven mediapunta de 18 años, es el futbolista que más ha encandilado a la afición azulgrana, gracias a su gran visión de juego, su entendimiento con Messi y su depurada técnica. Sin duda está siendo la gran sensación en un año aciago para el club.

A estas alturas, y teniendo en cuenta que es su temporada de debut en la máxima categoría, ya ha disputado 37 partidos con el Barça (25 en la Liga, 6 de Champions, 4 de Copa del Rey y 2 de supercopa) en los que ha marcado 3 goles y ha repartido 4 asistencias. En total ya son 2.439 los minutos que ha jugado. No está nada mal para un recién llegado.

Pedri, en un partido con Las Palmas. Fuente: mibundesliga

Araujo, el otro mal parado

El que sí que no se ha entrenado con el grupo esta mañana, es el central Ronald Araújo, que sigue arrastrando molestias del partido del pasado sábado, tal y como ha confirmado el propio Koeman.

Está por ver si podrá estar en ese duelo trascendental de copa, pero la decisión definitiva se tomará mañana por la mañana tras el entrenamiento matutino. Desde luego, sería una baja bastante sensible, ya que para el neerlandés estaba siendo fundamental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here