El FC Barcelona mostró un sistema clave en su último partido con el 1-3-5-2 de Ronald Koeman

Ronald Koeman sorprendió en el Ramón Sánchez-Pizjuán con una versión más interesante del F.C Barcelona en el partido de liga ante el Sevilla. Con este nuevo sistema productivo  y ante la victoria en la jornada 25 de La Liga, Koeman pudo respirar sabiendo que dio con la clave para afrontar el partido y así poder recortar puntos ante un Atlético de Madrid que nada se le resiste. Igualmente este sistema sirvió para medir el pulso del equipo ante un Sevilla que espera a la semifinal de vuelta de la Copa del Rey.

Koeman apostó por un sistema táctico principal con 1-3-5-2  jugando Marc-André ter Stegen en portería , Piqué , Lenglet y Mingueza en defensa , Sergiño Dest , Busquets , Pedri, Jordi Alba y Frenkie de Jong como centrocampistas y Lionel Messi y Dembélé arriba controlando el partido. Mostraron una versión mucho más interesante que en anteriores partidos, ya que la defensa seleccionada tranquiliza en gran parte al equipo, la aportación de Busquets, Frenkie de jong y Pedri hace bastante daño recibiendo en un segundo escalón y en cuanto a Messi y Dembélé son jugadores que saben hacer daño en diferentes alturas ayudando Dest y Alba también en profundidad.

Expectativas para la Copa

Koeman pasó del 4-3-3 a un 3-5-2 que dio sus frutos,la implicación e intensidad de todos los jugadores que salieron a competir, resultó. Con esta táctica el técnico blaugrana repartió mejor los espacios para realizar una mejor presión, la idea principal era presionar bien al Sevilla no dejándole tranquilo desde el minuto uno.

Así Koeman lo comentó : «Yo creo que el primer gol ha sido lo que hemos querido. El equipo estuvo fenomenal. Siempre se habla del gran juego con balón, pero para mí la clave ha sido no dejar jugar al Sevilla, presionar bien, ganar y tener mucha agresividad en el partido. Ha sido un partido muy completo«

Por otra parte, no dejó salir al delantero Antoine Griezmann porque no era lo que buscaba en la alineación. El capitán para esta táctica necesitaba a un acompañante rápido, profundo y capaz de trazar desmarques dinámicos y agresivos de forma constante como los jugadores Dembélé y Braithwaite. Koeman resaltó que no era ningún castigo, solo necesitaba cambiar el sistema para buscar lo mejor para el equipo.

El F.C Barcelona mostró un resultado interesante ante esta táctica y mientras de resultados positivos Koeman no dudará en cambiar, de cara a la vuelta del partido en semifinales de la Copa del Rey este sistema puede dar grandes alegrías ante el mismo Sevilla de nuevo.

Koeman aclaró que cree en la remontada del partido de la Copa mientras haya esperanza, la ambición con la que han llevado a cabo el partido es lo primero que deben de tener en cuenta para los próximos encuentros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here