Granotas y athleticzales parecen abonados al empate a uno e intentarán romper esta tendencia en la vuelta de semifinales de Copa

Levante y Athletic Club empataron a uno en el choque liguero del pasado viernes, disputado en el mismo escenario en el que se jugará la vuelta de las semifinales de Copa. En un partido con guión parecido al de la ida de las semifinales, el Levante se adelantó en el marcador y los bilbaínos tuvieron que igualarlo. ¿Será posible dilucidar quién pasa a la final antes de que otro 1-1 nos lleve la eliminatoria a la prórroga?, ¿Qué se puede esperar del partido de mañana?.

¿Qué guión y tipo de partido se puede esperar para mañana?

Por lo pronto, igualdad elevada a la máxima potencia. Lo que está en juego es entrar a una final de Copa, estar a un partido de un título. Para los granota sería su primera final de Copa del Rey, dado que la RFEF no reconoce la Copa de la España Libre que consiguieron en 1937, en plena guerra civil. Para los bilbaínos, sería la segunda final de Copa seguida y la oportunidad de estar a dos partidos de un triplete tras la Supercopa. En todo caso, ambos clubes reúnen motivos de peso para llegar al encuentro con una motivación máxima.

Si bien es cierto que el fútbol es impredecible, podemos hacernos a la idea de lo que será este partido. El resultado deja las posibilidades al 50% prácticamente, pero si a alguien le genera algún tipo de urgencia, es al Athletic. Tras lo visto en el partido de Liga, donde ambos cuadros pensaban descaradamente en esta semifinal, podemos decir que veremos un partido de ritmo trepidante. El Athletic necesita marcar para pasar la eliminatoria, pero no se volverá loco desde el principio. Ahora bien, si pasan los minutos y el resultado sigue 0-0, el Levante puede encontrar espacios a la contra y matar la eliminatoria. Disfrutaremos del espectáculo, disfrutaremos de la Copa en estado puro.

¿Cómo puede aprovechar el Athletic las debilidades del Levante?

El Athletic, como ya hemos comentado, jugará un cristalino 1-4-4-2. Este sistema permite ocupar de forma bastante harmónica los espacios en el campo. El Levante tiene muchas virtudes, es un equipo solidario, con las ideas muy claras y extremadamente peligroso al contraataque. Un equipo ambicioso que, pese a tener el resultado ligeramente a favor por el gol fuera de casa, de buen seguro no renunciará a atacar.

Precisamente por esa naturaleza ambiciosa y por el probable esquema de 5 defensores, el Athletic tiene en los espacios a la espalda de los carrileros una posible mina que explotar. Con la velocidad de Williams, la profundidad de Berenguer y la visión de Muniain, el equipo de Marcelino puede trazar contragolpes rápidos que pongan en problemas a los granotas. De la misma forma, tendrá que tener cuidado con dos aspectos: los espacios a las espaldas de Capa y Yuri con De Frutos y Morales y el juego entre líneas de Bardhi. Si los rojiblancos no sujetan bien tanto la velocidad de los extremos azulgrana como el talento del mediocentro macedonio, se puede ver en una situación comprometida.

En los dos duelos anteriores, el Athletic ha empezado perdiendo el partido. En el duelo de ida, el Levante se adelantó con gol de Gonzalo Melero tras una primera media hora donde el Athletic no se sintió cómodo en ningún momento y el cuadro dirigido por Paco López hizo mucho daño por banda, especialmente con De Frutos castigando las espaldas de Yuri. Por otro lado, en el duelo del pasado viernes en Liga, si bien la intensidad fue diferente y el ritmo de partido más bajo, el Athletic supo manejar mejor el tempo del partido. Pero aún así, una pérdida de Vencedor en el mediocampo desembocó en un penalti de Núñez que significaría el 1-0 para los locales. Otra vez a tratar de remontar. Finalmente, en los dos partidos, la segunda parte fue para un Athletic Club que disfrutó de llegadas y ocasiones como para haberse llevado mejores resultados.

Fuente: Twitter oficial @AthleticClub

¿Qué soluciones podría encontrar el Athletic ante una posible marca individual a Muniain?

Es un elemento a valorar. El técnico levantinista ha resaltado en varias ocasiones la importancia de Iker Muniain en el esquema del Athletic Club. Si esta circunstancia sucediera, el Athletic debería buscar alternativas para conseguir inquietar la portería contraria. Recurrir al juego directo con Raúl García como referencia lanzando las carreras de Iñaki Williams puede ser una solución. En Liga vimos que, pese al desacierto de Iñaki, sus llegadas generaron ocasiones para los rojiblancos. Otra alternativa a valorar puede ser la presencia de Berenguer en el perfil derecho, que podría ayudar a descargar al capitán de responsabilidad en la generación de acciones potencialmente peligrosas.

A todo esto habría que sumarle la variable del talento. Aún con una marca individual, Muniain es capaz de generar ventajas con el desborde y regate que le caracterizan. Además, no tiene ningún problema en amasar poco tiempo el balón y jugar a menos toques para agilizar la circulación del equipo. Todos estos factores hacen que realmente sea un quebradero de cabeza para cualquier técnico rival. ¿Marcaje zonal? Genera ventajas. ¿Marcaje individual? Genera otro tipo de ventajas… Al final, Paco López pondrá en una balanza imaginaria los pros y contras de hacerlo y decidirá. Mañana a las 21:00 horas descubriremos su decisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here