El filial del Levante ha logrado el objetivo de la permanencia después de firmar un gran final de esta primera fase

El conjunto dirigido por Alessio Lisci parecía estar condenado a jugar la segunda fase en el grupo de descenso. Sin embargo, la unión y la fe de todo el equipo ha conseguido obrar el milagro y lograr el objetivo: la permanencia.

El conjunto «granota» representa el claro ejemplo de un equipo que cree en lo que tiene y que, con ello, luchará hasta el final. En la jornada 15 cayeron derrotados duramente frente al Atzeneta UE por 3-0. Pese aquel palo, el equipo no se vino abajo y sabía que para conseguir la salvación tenían que ganar los últimos tres partidos y esperar a que los resultados de los otros partidos les favorecieran.

Toda la plantilla, como una piña, afrontaban las tres finales restantes con muchas ganas e ilusión. Primero dieron un golpe sobre la mesa al ganar en Buñol al Valencia Mestalla por 1-0. La fuerte lluvia que cayó sobre el césped aquella mañana no pudo frenar a unos jugadores que luchaban contra todo lo que se les ponía por delante.

El penúltimo duelo que les faltaba era la visita al Rico Pérez. El Hércules se jugaba entrar en el grupo de ascenso a LaLiga Smarthbank y tenía que ganar al Levante. Todo parecía estar de cara para el conjunto herculano pero los chicos del filial levantinista se impusieron ante todo un Hércules, que estaba arropado por 150 espectadores, por 0-1.

Dos victorias de dos finales, pero aun les faltaba un esfuerzo final. El equipo se plantaba en la última jornada sin depender de ellos mismos. Sus opciones pasaban por ganar obligatoriamente al Orihuela, que La Nucía perdiese o que Atzeneta ganara a la Peña Deportiva.

El partido en la Ciudad Deportiva de Buñol se vivió con mucha emoción. Unos jugadores jóvenes tenían que lograr aquella gesta sin su afición. Sin embargo, estuvieron alentados por directivos y jugadores de la cantera y del primer equipo como Cárdenas, Clerc o Son.

Fuente: Instagram Cantera Granota

El Atlético Levante se acabó imponiendo por un contundente 3-0 con tres golazos. Tras los pitidos finales del arbitro todo se unieron en una piña esperando el final del encuentro del cual dependían. El Atzeneta se impuso finalmente por 0-2 a la Peña Deportiva y estalló el júbilo en la entidad granota.

Los tres golazos de la salvación

Cantero, Raúl Alcaina y Soberón fueron los encargados de anotar los tres goles. El `9´ granota fue el encargado de anotar el primero tras una combinación prefecta con Ferni, quien aportó la magia en la jugada al dar la asistencia de tacón. Cantero se ha convertido en una pieza fundamental de este equipo tras marcar el gol de la victoria contra el Hércules y anotar otro el pasado domingo.

Su compañero en la dupla atacante no se quiso quedar atrás y anotó un auténtico golazo desde fuera del área. Alcaina condujo el balón unos metros y desde la frontal del área disparó un misil que entró tras tocar en el travesaño. El gol estuvo acompañado de incertidumbre ya que fue el linier quien concedió el tanto. El esférico tocó en el larguero, rebotó en el suelo y se salió de dentro.

Y para poner la guinda del pastel, Soberón mandó el balón a la escuadra en un libre directo desde la frontal del área. El `20´ azulgrana, que había entrado en la segunda mitad, cogió el balón convencido y quitó las telarañas de la portería con un derechazo perfecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here