Steve Bruce acaba de perder a uno de sus ejes angulares en el sistema. No obstante, Hayden se librará de pasar por quirófano

Si el Newcastle tenía probabilidades de permanecer un curso más en Premier League, la baja del centrocampista británico hace que dichas oportunidades prácticamente desaparezcan. 

Las lesiones han crucificado a las urracas que, tras la baja de Callum Wilson, Fabian Schär, Saint Maximin y Miguel Almirón, ya se daban indicios catastróficos. Además, más allá de la enfermería y diagnósticos pesimistas, el monótono y plano juego que proponen los hombres de Bruce no facilita su estancia en la máxima división británica.

Fuente: Twitter de la Premier League

La Championship les aguarda un lugar al otro lado del horizonte, pero todavía hay cemento para sustentar el bloque. Miggy está de vuelta, y Wilson y Allan harán lo propio el próximo mes de abril. Sin embargo, como decía el bueno de Sun Tzu, “el mejor ataque es una buena defensa”, y en este caso, los Magpies aunque recuperen a sus referentes en el frente ofensivo, si no logran encontrar cierta solidez defensiva, las últimas jornadas de campeonato se les pueden hacer infernales.

Para ello, Isaac Hayden era fundamental. El centrocampista inglés es un baluarte indispensable que se está consolidando como una leyenda del club debido a su garra y compromiso sobre el terreno de juego. Por fortuna, evitará pasar por quirófano y operarse de la rodilla según han deducido el cuerpo médico del Newcastle en su evaluación. 

Fuente: Twitter del Newcastle United

Hayden es el ancla de la medular de los Geordies e incluso es capaz de proporcionar una labor notable como zaguero central. Polivalencia, sacrificio y carácter. Eso mismo perderá el Newcastle en el trayecto más determinante de la vigente campaña. Duro golpe para el conjunto blanquinegro que, últimamente, a disgustos no parece ganarle nadie en la Premier League. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here