Desde que llegó el técnico valenciano cuatro de los seis goles del conjunto franjiverde han sido gracias a jugadas de estrategia

Después de la dimisión de Jorge Almirón en el partido ante el Celta de Vigo llegó Fran Escribá, uno de los mejores entrenadores de la historia del Elche. El técnico valenciano ha conseguido darle la competitividad y el equilibrio que le faltaba al conjunto ilicitano.

A parte de las señas de identidad que le ha dado Escribá al Elche, también ha sabido sacar partido de las jugadas a balón parado. Cuatro de los seis tantos que ha anotado el conjunto franjiverde desde la llegada del nuevo entrenador han venido propiciadas de jugadas de estrategia (1-0 vs Eibar, 2-1 vs Sevilla, 0-1 vs Real Madrid y 0-1 vs Getafe).

Imagen
Fuente: Twitter Elche CF

La mano de Escribá

Durante toda la temporada, excepto al inicio, el Elche estaba realizando un juego bastante pobre. Sin embargo, cuando llegó Escribá la dinámica del equipo cambió. En el partido de su debut ya dejó entrever las bases sobre las que quería construir su nuevo Elche. Dio galones a jugadores como Dani Calvo, que a penas había jugado con Almirón.

Las jugadas a balón parado se ensayan en los entrenamientos, y eso lo planea el entrenador. El trabajo de Escribá con su pizarra está siendo impecable, por lo que una gran parte del mérito de los buenos resultados y, sobre todo, de las buenas sensaciones está siendo suyo.

Imagen
Fuente: Twitter Elche CF

Jugadores de gran estatura

Aunque la mano del entrenador es muy importante, el balón parado no serviría de nada si no tienes jugadores para aplicarlo en el campo. El Elche cuenta con dos defensas que tienen un físico privilegiado como son Gonzalo Verdú (1’85m) y Dani Calvo (1’93m). Desde que llegó Escribá el primero ha dado una asistencia y el segundo ha marcado dos goles.

En la parte de arriba hay dos delanteros argentinos que están siendo fundamentales en el juego directo del Elche. Guido Carrillo y Lucas Boyé están siendo una bendición para el equipo, y además están empezando a aportar goles. Ambos tienen un muy buen juego aéreo gracias a su gran estatura (Boyé 1’81m y Carrillo 1’87m), lo que hace más fácil que puedan rematar de cabeza.

Imagen
Fuente: Twitter Elche CF

Determinante en los partidos

El balón parado está siendo fundamental no sólo para marcar goles, sino también para ganar partidos. El Elche ha conseguido 7 puntos en la era Escribá. Si quitamos los goles a balón parado el conjunto ilicitano tan solo hubiera conseguido 2 puntos, y no hubiera ganado ningún partido.

La pizarra de Escribá gana partidos. Así lo dicen los datos que solo hacen que abalar el gran trabajo que está haciendo al frente de un Elche que ya está fuera de los puestos de descenso gracias, en gran parte, al balón parado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here