El conjunto azulgrana atraviesa un gran periodo, enlazando buenos resultados, los cuales, vienen acompañados de un brillante Busquets

Tras el último recital culé ante la Real Sociedad, el Barça, sigue con esta dinámica positiva y toma fuerza en la lucha por el título liguero. Uno de los artífices de este buen periodo sin duda es Sergio Busquets. El veterano futbolista encadena una serie de buenas actuaciones que le permiten subsistir en el mediocampo azulgrana.

Al borde del abismo

Luego de la horripilante derrota ante el todopoderoso Bayern de Múnich, el FC Barcelona firmaba una temporada en blanco. Esto no sucedía desde la campaña 2007-2008 cuando el club azulgrana no trajo ningún título a sus vitrinas. Dada esta situación la mayoría de los aficionados culés reclamaban la despedida de las vacas sagradas, entre ellas Busquets, uno de los más señalados.  

El Barça se puso manos a la obra con la reconstrucción del equipo. Un fichaje que no dejó indiferente a nadie fue la llegada de Miralem Pjanic. El bosnio llegó como teórico sucesor de Busi en el pivote azulgrana, pero a mediados del pasado verano todo cambió con la llegada de Ronald Koeman al frente del primer equipo. Esto conllevó a que, el pulpo de Badía, siga gobernando la medular azulgrana.

La importancia de la pizarra

La buena racha del mediocampista catalán, en parte se debe al nuevo esquema del entrenador neerlandés. A principios de temporada el Barça se mantenía con el 4-3-3 tan característico en can Barça. Los resultados no llegaban y la paciencia de los barcelonistas se iba agotando. Finalmente Koeman nos sorprendió a todos con el cambio de dibujo.

Fuente: Fc Barcelona noticias

Este 3-5-2 beneficia mucho a Busi, pues los años pasan para todos, y el físico su físico no es el mismo de antes. Al contar con tantos hombres en el medio del campo, Sergio no tiene que recorrer grandes distancias y puede ocupar un rol más posicional.  En tareas ofensivas su papel sigue siendo el mismo de siempre, ayudar en la fase de construcción y destrucción.

Estado de gracia

En su trigésima temporada en la élite, el canterano culé, está logrando resarcirse y nos está brindado semana tras semana grandes actuaciones. Aunque aún no ha visto puerta ni se ha estrenado como asistente, sus números no están nada mal. Tras 39 partidos jugados ha dado 2557 pases y ha recuperado 209 balones.

Fuente: Fc Barcelona noticias

Estos buenos números le han permitido formar parte de la reciente convocatoria de Luis Enrique. Este ha sido llamado junto a Jordi Alba y la perla canaria Pedri, que son los únicos azulgranas seleccionados para disputar los encuentros clasificatorios al Mundial de Qatar. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here