Los carrileros son una de las claves del funcionamiento de este esquema tanto en la parte defensiva como en la ofensiva

Parece que Koeman ha dado con la clave de este Barça. La formación 3-5-2 comenzó como una prueba y está resultando ser la tecla que los azulgranas necesitaban para conseguir una regularidad y comodidad en los partidos. Con esta formación ya vimos la remontada de Copa ante el Sevilla, anteriores goleadas en Liga y el último recital del Barcelona ante la Real Sociedad. Muchas personas comparaban este Barça con el de antaño cuando Guardiola estaba sentado en el banquillo.

Defensivamente el equipo es más seguro, esto se debe a la defensa de tres apoyados por las bandas cuando es necesario. Además, el equipo mantiene una buena presión tras pérdida al ser más hombre en la parte superior del campo.

A la hora de atacar los carrileros son un arma de ataque letal. Cuando reciben en banda el delantero les ayuda para hacer un dos contra uno y poder avanzar hacia dentro. Además, cuando un carrilero está creando la jugada por banda el otro entra a rematar al segundo palo, como vimos en el segundo gol de Dest a pase de Jordi Alba.

Fuente: Twitter FC Barcelona

Quizás sea el sistema, pero el espléndido estado de forma de Jordi Alba y Segiño Dest es más que evidente. El lateral estadounidense anotó un doblete en el partido frente a la Real Sociedad, siendo sus primeros goles con la camiseta azulgrana en la Liga. Ya había anotado con el Barcelona en Champions.

Dest lleva realizando magníficos partidos, pero el último fue para enmarcar. Sus apariciones ofensivas fueron un puñal para los de Imanol Alguacil, leyó a la perfección los tiempos y su regate exquisito le supuso a la defensa vasca un problema más que evidente. El jugador estuvo varias jornadas con molestias musculares, pero ha vuelto en plena forma y a demostrar su potencial con solo 20 años.

En la banda izquierda Jordi Alba juega mucho más liberado sin la constante necesidad de tener que bajar a defender. El de Hospitalet es de las pocas personas que se entiende tan bien con Leo Messi en el campo y solo hay que ver la cantidad de asistencias y goles que han fabricado ellos dos.

Ahora con este sistema Jordi puede subir más y llegar a línea de fondo para dar su pase atrás habitual. Su buen nivel de asistencias se suma a su capacidad goleadora, ya lo vimos anotar contra el Granada en Copa o frente al Osasuna en Liga. Fruto de su buen rendimiento ha sido la llamada a la selección de uno de los mejores laterales izquierdos de España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here