Los granas evitaron la promoción de descenso a la Tercera RFEF de milagro y contarán con opciones de Primera RFEF en la segunda fase

El Real Murcia comenzó la primera fase de esta decisiva temporada con el objetivo de lograr una plaza en la Primera RFEF por la vía rápida. Es decir, quedando entre los tres primeros al final de las 18 jornadas iniciales. Pues bien, no solo no ha quedado entre los tres primeros, sino que ha estado a punto de quedar entre los cuatro últimos. Los granas han estado toda la temporada a tiro de piedra del tercer puesto, pero siempre fallaban en el momento clave.

La incapacidad del Real Murcia para ganar dos partidos seguidos le llevó a jugarse en la última jornada evitar la promoción de descenso a la Tercera RFEF. El Murcia no hizo los deberes y empató a dos en casa con el CD El Ejido. Para suerte pimentonera, El UCAM Murcia ganó al Recreativo Granada, rival que podía adelantar al Murcia, y salvó a los granas de la hecatombe. La entidad murcianista ha finalizado la primera fase sexta con 25 puntos en el subgrupo B del grupo IV de Segunda División B.

Imagen
El once inicial del Real Murcia ante el CD El Ejido el pasado domingo en el Enrique Roca (Fuente: Real Murcia)

Un batacazo que se veía venir

Muchas son las causas que han llevado al Murcia a esta situación. La primera es haber realizado demasiados cambios en la plantilla. Hasta 19 fichajes ha hecho el club grana esta temporada cuando la idea inicial del Consejo de Administración era «mantener el bloque y añadir cuatro o cinco piezas de nivel». Lo peor de todo es que la plantilla está descompensada pese a los fichajes. El Murcia no tiene un extremo derecho y esa posición la tiene que ocupar Carrillo, un enganche. Tampoco tiene un lateral izquierdo de nivel y tiene que jugar con Molinero, lateral derecho, en esta demarcación. En los últimos tres partidos, Loreto ha dado entrada en la segunda parte al sub 23 Adrián Melgar, el único lateral izquierdo de la plantilla.

Además, es incomprensible que Julio Algar, director deportivo grana que está en el punto de mira, dejase marchar a canteranos como Javi Pedrosa o Andrés Silvente, que demostraron que estaban capacitados para jugar, para traer a futbolistas que no están dando un nivel óptimo como Mendes y Ripoll. Tampoco hay que olvidar la pérdida de puntos clave con Adrián Hernández, anterior entrenador. Los granas fueron incapaces de ganar en casa al Lorca Deportiva, colista. Tampoco consiguieron vencer a El Ejido, que ocupa puestos de descenso, en ninguno de los dos encuentros de la primera fase.

El Real Murcia anuncia a la vez que renueva al entrenador Adrián y al  director deportivo Algar - Murciaplaza
Julio Algar y Adrián Hernández en el estadio Enrique Roca (Fuente: Real Murcia)

Una segunda fase para curar heridas

El Real Murcia de Loreto afronta la segunda fase de la temporada como una segunda oportunidad. Los granas lucharán por lograr una de las dos plazas que dan acceso a la Primera RFEF. Ahora mismo ocupan la quinta posición de seis equipos y están a tres puntos del segundo. Si no logran quedar entre los dos primeros, el curso que viene jugarán en la Segunda RFEF, cuarta categoría del fútbol español.

El cuadro pimentonero ya conoce los rivales y el calendario de 6 partidos que tendrá en esta nueva fase. El 4 de abril visitará al Linense, equipo que marca el corte de la Liga Pro, en la primera jornada. Posteriormente recibirá al Cádiz B en el Enrique Roca para después viajar a Gran Canaria para medirse con el Tamaraceite. La segunda vuelta será en orden invertido en cuanto a los estadios. Es decir, el Murcia recibirá al Linense, visitará al Cádiz y finalizará la campaña recibiendo al Tamaraceite el 9 de mayo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here