El delantero manchego ya ha marcado 8 tantos, los mismos que en la temporada 2017/2018

En la alarmante situación que vive la SD Eibar no todo es pesimismo. El delantero referencia está de dulce. Kike García iguala sus mejores registros y alcanza su record de goles a falta de 10 jornadas para que concluya la temporada. La clave del éxito del capitán armero está en el trabajo y en el esfuerzo diario, lo que le convierte en motivo de orgullo para su afición.

El jugador de Motilla de Palancar es el máximo goleador de la SD Eibar en esta temporada. Kike García acumula ocho goles en la presente campaña y dos asistencias, igualando de esta forma sus mejores registros de cara a portería.

Kike García conduce el balón en una jugada del partido contra el Elche. Fuente: Twitter SD Eibar

Fue en la temporada 2017/2018 cuando el ariete armero firmó su mejor registro goleador con ocho tantos. A falta de 10 encuentros para que finalice la temporada y con la cantidad de goles igualada, Kike tiene por delante el reto de superarse a sí mismo y marcarse la mejor temporada de su carrera

Conexión Kike – Bryan

Cuando juntas dos de las mejores joyas del equipo armero, lo normal es que la pareja funcione. Y es lo que ocurre cuando conectan Kike García y Bryan Gil. La marca goleadora de Kike, se debe en gran medida a la conexión entre ambos jugadores. De los ocho tantos del capitán azulgrana, dos han sido mediante asistencia de Bryan Gil (ante Osasuna y Valladolid). De los tres tantos del jugador de Barbate, uno ha sido por asistencia del manchego (contra el Granada).

Kike García y Bryan Gil celebran un gol del delantero armero. Fuente: Twitter SD Eibar

Orgullo de la afición

Si hay algo más importante que la calidad en Ipurua, es el trabajo. Los jugadores currantes gustan mucho en la parroquia armera. No importa las cualidades del futbolista. No importa su físico. No importa la calidad. Lo verdaderamente imprescindible es el esfuerzo y el sacrificio que ese futbolista haga por el Eibar. Y en este perfil, Kike García se encuadra a la perfección. El delantero manchego no es uno de los más lúcidos de la plantilla eibarresa.

Desde que llegó no fue un delantero con perfil goleador nato. Su papel fue, más bien el de pelear los balones, bajarlos, colaborar con los demás jugadores tanto en jugadas ofensivas como defensivas, servir de conexión entre el centro del campo y su pareja en la delantera… en definitiva, todo menos el carácter goleador. Kike García se ha ganado el pan en el Eibar no a base de goles, sino de trabajo

Kike celebra el gol del empate marcado en San Mamés en la temporada 2017/18. Fuente: Twitter SD Eibar

Sin embargo, este año, con la sequía goleadora que abruma al equipo de Mendilibar, su capitán se ha erigido también como el referente goleador del equipo. En base a su incandescente labor en las demás tareas que desempeña, se ha echado el carro a la espalda y parece estar empeñado en ser él el encargado de acabar con la falta de gol de los armeros. Kike está “on fire” y la clave para la permanencia pasa, entre otras cosas, por su efectividad a portería.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here