El gran nivel de la suiza parece opacado por un plantel lleno de estrellas, pero poco a poco empieza a valorarse su gran trabajo

Cuando pensamos en los grandes nombres del Barça nos vienen a la cabeza Hansen, Martens, Alexia, Jenni… entre otros tantos. Y es que no es fácil empezar a destacar cuando compartes vestuario con esta constelación de jugadoras. Últimamente estamos leyendo varios artículos de jugadoras del segundo equipo que se plantean buscar una cesión frente a las pocas posibilidades que ven a salir al campo. Pero el caso de hoy no es el de una jugadora emergente. Tampoco una futbolista que acabe de subir del Barça B. Hablamos del caso de Ana-Maria Crnogocevic.

Esta jugadora llegó al Barça procedente del Portland Throns de Estados Unidos. Solamente disputó una temporada en aquel equipo, pero le bastó para ser sub-campeona de la competición. Su debut como profesional fue en 2009 con el Thun FC suizo. Solo estuvo una temporada hasta que dio el salto al Hamburgo alemán. Donde también estuvo una temporada y anotó 13 goles. Después de ese año fichó por el mítico Frankfurt, actualmente Eintracht de Frankfurt, donde estuvo 7 años y llegó a ganar una Champions en 2015. También es una fija para la selección nacional de Suiza, con quien jugó el Mundial en 2015 y ha tenido 123 apariciones y ha anotado 60 goles.

Estilo de juego

En sus anteriores equipos, Ana-María ha destacado como delantera. Por su velocidad, por su facilidad anotadora y por ser una jugadora que presiona a las defensas. Pero con su llegada al Barça fue relegada a la banda y con el tiempo ha pasado a dar un paso hacia atrás. Convirtiéndose en una carrilera. Puede sonar un poco raro, pasar de delantera centro, a la línea defensiva, pero la jugadora se ha adaptado y está dando grandes resultados. Esta temporada ha anotado 2 goles y ha repartido 4 asistencias en 16 partidos entre todas las competiciones.

Aunque juega como lateral diestro, juega en zonas muy ofensivas. Estas posiciones ayudan mucho a jugadoras como Hansen, quien ve en ella una salida para oxigenar el balón. La unión en la banda derecha de la suiza y la noruega hacen una banda muy peligrosa por donde canalizar la ofensiva culé. También hay que añadir que esto es posible gracias a una buena colocación defensiva del Barça en caso de perdida. Si no se crearía un hueco por la derecha que las rivales podrían aprovechar. Pero gracias a la colocación, le da tiempo, ese hueco se disminuye y da tiempo a Crnogorcevic para que baje a defender.

Esta podría ser la última temporada de Ana-María con la camiseta blaugrana. La suiza acaba contrato en junio y aún no sabemos si va a renovar. Cabe destacar que una jugadora con su palmarés, su estilo de juego… y que se sienta tan infravalorada entre tantas estrellas, puede hacer que decida salir del club. De momento no se ha pronunciado sobre sus intenciones. Pero esperemos que una jugadora que puede aportar mucho al juego del equipo decida estar en el club muchos años más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here