El Burgos tiene un tesoro en el Sanse