El central danés está volviendo a su mejor nivel, y es uno de los culpables del buen rendimiento del Fulham de Scott Parker

Quién nos lo iba a decir. Tras un fallido paso adelante, Joachim Andersen ha dado uno hacia atrás y está volviendo. Abandonó el Olympique de Lyon en verano para marcharse un año cedido al Fulham, y la jugada está siendo maestra. Está recuperando sensaciones y ha hecho suya la defensa del conjunto londinense.

Explosión en Italia

Tras comenzar su carrera en su país, y pasar por el Twente holandés, Joachim Andersen fichó por la Sampdoria en verano de 2017 por casi 2 millones de €. Fue escogido por el equipo italiano para suplir la baja de Milan Skriniar. Y tras una primera temporada de adaptación, explotó. Se erigió como líder de la zaga con tan sólo 22 años, llegando a disputar 34 partidos con el conjunto italiano. Junto con Tonelli, fueron la pareja titular de una Sampdoria que finalizó novena, peleando puestos europeos durante prácticamente toda la temporada.

Andersen explotó en la Sampdoria. Fuente: Sampdoria (Twitter)

Su 1’92 de altura le hacía tener un buen juego por arriba, ganando gran parte de sus duelos aéreos. A ras de suelo sufría un poco más, aunque esto lo corregía gracias a su agilidad y velocidad. Pero si hay algo donde destacaba, y destaca, es en salida de balón. El danés siempre ha tenido un trato de balón muy bueno, y una salida muy limpia y efectiva. En conducción, gracias a su zancada, era muy útil para el 2 para 1 en salida, con lo que era muy fácil que eliminase una línea de presión.

Decepción en Francia

Este buen hacer en el Calcio hicieron que el Olympique de Lyon desembolsara 24 millones de € en su incorporación en verano de 2019, siendo uno de los tres fichajes más caros de la historia del club francés. Pero fue una apuesta fallida. A pesar de su buena salida de balón, tuvo errores groseros que costaron puntos al club lionés. En 32 partidos anotó 2 goles, pero su irregularidad y poca consistencia dejaron tocada su figura.

Andersen decepcionó en su paso por Francia. Fuente: Olympique Lyon (Twitter)

Sus características le hacen brillar en Craven Cottage

Así, el pasado mercado de verano, el Fulham consiguió firmar su cesión hasta final de temporada. Llegaba con las dudas de su última temporada en Lyon. Y para más inri, el Fulham no tenía un referente claro atrás. Michael Hector había brillado en Championship, pero no era un seguro en Premier. Ream, Kongolo y Mawson dejaban dudas de rendimiento, y Adarabioyo era un joven recién llegado. Por lo que Andersen llegaba con la misión de liderar la defensa de un Fulham recién ascendido.

Andersen firmando su contrato de cesión. Fuente: Fulham (Twitter)

Y lo está consiguiendo. Ha formado una dupla defensiva excelente con Adarabioyo. Su salida de balón impoluta y su capacidad de mejorar a sus compañeros hacen a Andersen una de las grandes revelaciones de la competición. 1 gol y 1 asistencia en 24 partidos, y 24 años para seguir creciendo. Ha callado las bocas de sus críticos, y es una de las grandes razones que hacen soñar al Fulham con salvarse.

¿Será una compra definitiva?

Con todo, y se mantenga la categoría o se baje, el Fulham tiene la difícil tarea de incorporarle a título definitivo o no hacerlo. A priori, y por su rendimiento, su fichaje a todos los efectos sería claro. Pero en Lyon se frotan las manos con él. Podrían darle una segunda oportunidad, pero su buen hacer le ha creado un gran cartel en Inglaterra. Y viendo cómo está el panorama económico, el club francés podría sacar una buena tajada por él.

El Fulham sería el principal candidato, pero si desciendo no tendría ninguna opción de incorporarle. Y clubes más grandes como Arsenal, Aston Villa o el propio Liverpool a pensaron en él en invierno. Así que si en Craven Cottage quieren disfrutarle otro año más, asegurar su continuidad en Premier League es clave.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here