Hay cuatro nombres sobre la mesa que son los que más están sonando para llegar desde que Laporta se hizo con el cargo

De la mano de Joan Laporta llegarán nuevas caras en el equipo, aunque económicamente el club no está en un buen momento, el nuevo presidente culé quiere hacer una plantilla competitiva a la altura del Barça. Las salidas van a ayudar a financiar algunos de estos jugadores que pueden acabar vistiendo de azulgrana la próxima temporada. Ya lo dicen, dejar salir antes de entrar. Pues eso mismo tendrán que hacer, vender antes que fichar.

Èric García

El que probablemente es el fichaje más claro de todos es este. El central catalán no ha querido renovar con el Manchester City y tiene claro que quiere volver al club que lo hizo crecer y, en definitiva, que le hizo ser quien es. Él ya ha reconocido que le gustaría volver a su casa, al Barça. Volvería gratis, ya que acaba contrato este verano y, según apuntan varios medios, firmaría por 5 temporadas con el conjunto blaugrana.

A sus 20 años, Èric ya es internacional absoluto con la España de Luis Enrique. Es un muy buen fichaje teniendo en cuenta que la posición de central en el Barça no está demasiado bien cubierta y que este año le ha llevado algún que otro quebradero de cabeza a Koeman, tanto, que ha tenido que tirar de jóvenes del filial. También su corta edad y su gran proyección le hacer ser una incorporación necesaria y considerándolo ya un plan de futuro.

Memphis Depay

El holandés estuvo muy cerca de venir el verano pasado. Se llegó a contar que el fichaje estaba cerrado, pero finalmente no se acabó concretando. Llegaba por una cantidad cercana a los 5 millones de euros. Lo bueno, es que en caso de que venga ahora, lo haría a coste cero. Depay es otro de los muchos jugadores que también acaban contrato en este verano de 2021.

Fuente: Libertad Digital

Su incorporación a la plantilla blaugrana se tendría que ver afectada por alguna baja en la delantera. Braithwaite parece ser el que tiene más números y podría ser el damnificado, aunque la lesión de Ansu Fati podría ser un buen argumento para acabar firmando al neerlandés. Así pues, sería un buen refuerzo que mejoraría mucho el banquillo del Barça.

Georginio Wijnaldum

Otro holandés más de la confianza de Koeman. El actual centrocampista del Liverpool parecía tener prácticamente cerrada su renovación con ‘Los Reds’. No obstante, las tornas han cambiado y el internacional neerlandés no sabe dónde acabará. Tiene sobre la mesa la opción de renovar, pero parece que podría cambiar de aires y escuchar ofertas que le puedan seducir más, como una que puede provenir del Camp Nou.

Fuente: Eurosport

Apuntan varios medios que Laporta ya tendría cerrados tanto su fichaje como el de Memphis. Hay bastantes dudas con este fichaje, pues el Barça ya tiene experiencia con firmar jugadores de este perfil, y los precedentes no son demasiado positivos. Los casos de Arturo Vidal, Paulinho o Pjanic son prueba de ello, todos ellos muy cuestionados en Can Barça.

Erling Haaland

Una de las promesas del fútbol mundial sería el deseo más preciado para Laporta este verano. Las condiciones económicas del Barça reducen mucho las posibilidades de que el noruego acabe vistiendo de blaugrana. El Dortmund ha tasado al delantero en 180 millones de euros, una cantidad muy desorbitada teniendo en cuenta las circunstancias actuales que se encuentra el mundo en general. Puesto que le limita mucho un posible salto en su carrera a un club más grande.

Fuente: ABC

Las relaciones entre Laporta y Mino Raiola, el representante de Haaland, hacen que su fichaje siga siendo posible y que el Barça sea uno de los clubes mejores colocados para llevarse la puja de uno de los talentos ofensivos con mayor futuro. Lo más factible es que el jugador de 20 años se quede una temporada más con los negriamarillos y lo traigan cuando su cláusula baje. Aunque con Joan Laporta nunca se puede descartar nada hasta el último momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here