El Athletic Club se jugará dos títulos de Copa en 15 días y, ganar alguno de ellos, significaría volver a pasear la mítica gabarra por la ría de Bilbao

¿Cuál es el origen de la Gabarra?

El Athletic Club se acababa de proclamar campeón de Liga por séptima vez en su historia. Un 2 de mayo de 1983, el equipo dirigido por Javier Clemente ganaba 1 a 5 en Las Palmas y se aprovechaba del pinchazo del Madrid en Valencia para ganar la Liga. Un día después, la plantilla celebró el hito embarcándose en la gabarra para surcar las aguas teñidas de altos hornos que bañaban la ría bilbaína. A las orillas, un millón de athleticzales eufóricos ondeaban sus banderas rojiblancas mientras veían pasar a sus héroes. Vizcaya entera y parte del extranjero parecían estar in situ, disfrutando del momento. Imágenes icónicas de aquello quedaron para la historia, nunca se ha visto nada igual. Y al año siguiente, la octava Liga y la vigesimocuarta Copa supusieron la repetición del ritual.

Fuente: Granada Hoy

¿Qué significaría volver a sacar la Gabarra?

Títulos, reconocimiento, ilusión, éxito… Todo eso está muy bien, pero si hay un término que lo defina mejor que cualquier otro, ese es família. Porque en el Athletic importa el qué, pero siempre acompañado del cómo. No es tanto lo que se consigue, sino cómo se consigue y con quién.

Fuente: Pinterest

Símbolo de épocas gloriosas en el club bilbaíno, sacar la mítica embarcación es la culminación, el orgullo y la satisfacción de ver los objetivos cumplidos empleando una manera de hacer singular y única. La oportunidad está ahí y por partida doble, pero hay que saber aprovecharla. El Athletic está en dos finales de Copa y a un paso de conseguir un título que, pese a los recientes intentos, se le resiste desde hace 37 años. A nadie se le escapa la dificultad del propósito, pero tanto el club como su gente son expertos en afrontar retos de este calibre.

La primera vez para más de cuatro décadas en generaciones

Ganar la Copa y navegar con la gabarra es algo que va más allá del simple hecho (no tan simple). Conseguir este hito significaría, sin ir más lejos, que todos aquellos athleticzales menores de 40 años ya no tendrían que preguntarle a sus padres qué se siente al ver algo así. No tendrían que preguntárselo, pero muchos de ellos y ellas tampoco se lo tendrían que explicar a sus hijos. Esto nos da una idea de los años que Vizcaya lleva esperando momentos como este y esto nos lleva a calibrar la magnitud del anhelo. Las circunstancias sociosanitarias como bien es sabido no son las mismas y no sería posible ver a un millón de personas otra vez, pero de buen seguro no lo olvidaríamos nunca.

Fuente: Diario As

Identidad, valor, convicciones y filosofía

Pasear la gabarra por las aguas de la ría sería el colofón final y un refuerzo a lo más preciado que tiene la entidad. Su identidad y los valores que transmite son el eje alrededor del cuál gira esta maravillosa familia que es el Athletic Club. Ganar la Copa supondría un mensaje fantástico para todas aquellas generaciones zurigorri que crecen viendo menos títulos que las predecesoras.

Cuando las cosas están difíciles, siempre aparecen las dudas. Ganar demostraría otra vez que, con gente de la casa y con una pequeña gran porción de un pueblo genuino como el vasco, se puede competir y vencer al máximo nivel. Ayudaría a reafirmar la postura. El mensaje está claro: ver la filosofía como una fortaleza y jamás como una debilidad es lo que asegurará un futuro próspero al club más especial. La gabarra, por tanto, sería el clímax del orgullo que supone ser del Athletic y de su significado. Vencer menos a veces es ganar más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here